diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

El arte del canapeo

Filed under: Gagstronomía — el Miércoles, 31 de mayo

Anoche me pasé por la inauguración del Festival de Cine Alemán que se celebra todos los años en Madrid en el cine Palafox (¡que todavía aguanta!). Tras tragarnos una peli más bien truño nos juntamos unos cuantos en el posterior cocktail de rigor, donde los canapés vienen y van, y la bebida sobra hasta a los borrachos. Hacía tiempo que no iba a un evento similar. Cada vez me dan más pereza este tipo de citas, donde te encuentras con todo hijo de vecino y hay que dar conversación hasta al gotelé de las paredes. Hubo un tiempo, cuando llegué a Madrid hace más de ocho años (joooooder!!!), en el que me alimentaba de Whoppers 2 x 1 y me cenaba habitualmente una bolsa entera de patatas Lay´s a la vinagreta con un botellón de Fanta naranja. Estaba todo el día encerrado en la oficina de Subterfuge intentando vender tebeos y me cerraban siempre el supermercado. Así ha quedado mi estómago. Viene esto al caso porque, evidentemente, como mi nevera daba más pena que la cifra de audiencia de Con dos tacones me aficioné a pasarme por todo evento con papeo gratis que tuviera a mano, a poder ser con algún compañero de fatigas con el que compartir la jugada. Recuerdo algunos acontecimientos míticos, como una presentación del canal Calle 13 donde había perritos calientes, helado y la de Diox es Krixto. Y siempre acabábamos tarde… entre semana. ¡Crápulas!

canapes.jpg

Entonces conocí el arte del canapeo. El canapping. Existen auténticos profesionales en la materia que meriendan y cenan todos los días en alguna presentación, inauguración o funeral si te descuidas. Se saben todos los trucos. Dónde colocarse estratégicamente para pillar todas las bandejas que salen, como camelarte a los camareros, como arramplar con media fuente sin dar el cantazo… Un auténtico arte, como el truco de coger un canapé y una servilleta (el camarero suele llevar el plato a un lado y al otro los kleenex) de tal manera que al entretener al proveedor da tiempo a coger dos mini-tesoros gastronómicos si te zampas de un bocado el primero. Y si vas con un colega, o varios, y hacen lo propio, ya tienes secuestrada la bandeja.

Es conocida universalmente una especie subhumana a tener muy en cuenta: las canaperas, generalmente mujeres sexagenarias que van en manada y arrasan con todo lo que pillan. Saben cómo colarse en los eventos, sean del tipo que sean, y usan una red de información abracadabrante porque se enteran de todo. Me imagino que ahora con el móvil, el sms y el pásalo, todo es más fácil. Si les cierras el paso, se cuelan por el ascensor de minusválidos, o te cuentan una milonga capaz de convencer a un muerto. Su único objetivo es gorronear a saco, por encima de cualquier cadáver. ¡A tope con la gente joven! En alguna ocasión he investigado el fenómeno con una prueba que confirma toda sospecha: nos inventábamos un canapé asqueroso con restos de otros mordisqueados y cronometrábamos cuánto tardaba en desaparecer del plato. El personal en estos saraos se come cualquier cosa.

Anoche volví a coger el gusto al canapping. Ya sé qué haré cuando me jubile para matar el tiempo. Observar obras no es mi estilo… y guardar la línea tampoco.

¿Por qué?

Filed under: Burp! — el Martes, 30 de mayo

Estoy triste. Una de las cosas que más me molaba de Madrid cuando visitaba la capital con mis padres de pequeño eran los gigantescos cines de la Gran Vía, con esos enormes carteles pintados a mano luciendo en la fachada, rodeados de luces… Todo esto, por desgracia, se está perdiendo a pasos agigantados. Los ploteados han susitituido a la pincelada, pero la llegada de las nuevas tecnologías es un mal menor al lado de la muerte de numerosas salas, algunas míticas, reconvertidas en grandes almacenes. Algún político avispado ha tenido la genial idea de levantar una ley de protección histórica que impedía que este tipo de lugares, donde se proyectan los sueños sobre una gran pantalla blanca, se vendiesen al mejor postor. Y el mejor postor ya sabemos quién es, o quiénes son. El imperio Inditex mató Madrid Rock, una tienda emblemática para cualquier amante de la música que no escupe la radiofórmula, y ahora arrasa con los cines antiguos y teatros, ayudado por otras firmas que abogan por un mundo artificial. Van cayendo todos. No imagino una Gran Vía sin cines. No imagino un mundo sin cines. Soy consciente de que hay males mayores en el mundo, pero me tendré que ir acostumbrando…

granvia2.jpg

¡Mamá, quiero ser artista!

Filed under: Garabatos,Letrax — el Lunes, 29 de mayo

¿Qué es el arte? Una pregunta trillada hasta la extenuación que, a día de hoy, carece de una respuesta convincente para muchos oídos. ¿Vale todo? Un libro-cómic de trazo infantil, nada ingenuo, afilado e ingenioso, explica con humor punzante esta cuestión del millón que a muchos no deja dormir.

El arte1.jpg

El ilustrador catalán Juanjo Sáez, enemigo acérrimo del sobrevalorado Jordi Labanda y todo aquel supuesto artista que suena a cool porque lo dicen las revistas de tendencias, arremetió, garabato a garabato, contra una cultura alternativa que no lo es tanto de la mano de Viviendo del cuento, una suerte de novela gráfica autobiográfica donde el autor repasaba con ironía, y destellos de nostalgia, diez años de experiencias vitales desde el nacimiento del fanzine Círculo primigenio, un título clave en la explosión underground de los noventa donde dio sus primeros pasos como dibujante. Sáez no dejaba títere con cabeza: la prensa gratuita, los clubs, el diseño, la censura, el boom gay… Ahora su personal estilo, que recuerda a los dibujos de un niño, puede verse en publicidad y en magazines de vanguardia. Mal que le pese, para algunos se ha convertido en un personaje similar a los que él mismo critica, pero su último libro, EL ARTE, le libra de la quema. El grafismo minimalista y la mirada ácida marca de la casa diseccionan esta vez el mundo de los museos, las galerías y la figura del creador, repasando algunos capítulos de la historia del arte y su concepto. Mediante divertidas viñetas, textos a modo de ensayo desenfadado y diversas anécdotas autobiográficas se despejan algunas dudas sobre tan farragoso tema. La columna vertebral de la obra son las conversaciones del autor con su madre, que dan un toque melancólico y humorístico al libro, una buena muestra de que aún hay cabida para la originalidad.

Columna dominical de EL CORREO rescatada. Y de propina una entrevista a Juanjo Sáez de mi cosecha con motivo de la aparición en el mercado de VIVIENDO DEL CUENTO.

Qué pacha X-NENG ?!!!

Filed under: Celuloide — el Viernes, 26 de mayo

x-men-3-wallpaper-1.jpgMuto luego existo. Pero muto de dolor. Anoche, cual freak en celo, me pegue un marathon de X-MEN, primera y segunda parte, con algunos extras, con la intención de ir a ver hoy a todo correr la tercera entrega de la franquicia mutante. Las dos primeras entregas me gustan bastante, y precisamente lo que me gusta de ellas es LO QUE NO HAY en este capítulo, que supuestamente cierra una trilogía. No quiero contar mucho del argumento, no quiero destrozarlo al personal, pero por otra parte no puedo aguantarme las ganas de cagarme en todo. Para empezar, pasan cosas que, de entrada, NO MOLAN NADA. Si las anteriores eran sobrias, y tenían momentos a recordar, con algunos diálogos esenciales para entender el espíritu de la serie, X-MEN. La decisión final como viene se va. Peca de todo aquello de lo que pecan las últimas cintas de acción, sean o no de género fantástico. Hay personajes que no sabes qué hacen ahí, ¿por qué salen? Metidos con calzador como en STAR WARS Episodio III. Y la batalla final, lo que se supone que debería ser el PUTO ACABOSE, es un galimatias de cuidado, por no hablar de los malos, que visten de negro en plan punkie trasnochado llenos de tatuajes y su cuartel son cuatro tiendas de campaña en un bosque. En el climax final uno no sabe qué hace ahí cada bando ni por qué luchan realmente. Facilona, sensiblera y la más “americana” del lote (con algún chiste lamentable). No voy a seguir porque es mejor esperar a que los comments echen chispas. ¿Por qué te fuiste Bryan Singer? ¿Todo por la pasta Stan Lee?

Me han pillado…

Filed under: Infrafreaks — el Jueves, 25 de mayo

Quería dominar el mundo, era mi primer paso… Y me hacen ESTO.

Lordi.jpg

Cachondeo…

Filed under: Music non stop — el Jueves, 25 de mayo

Esto ya se sale de madre… Una buena dosis de escatología AQUI.

Tiempo de cine

Filed under: Celuloide — el Jueves, 25 de mayo

Soy consciente de que un alto porcentaje del personal que visita esta infraweb tiene un ansia voraz de degustar la tercera entrega de la franquicia mutante según se estrene este fin de semana, pero al loro porque hay vida más allá de X-MEN en la cartelera a partir de mañana. Está semana disfruté en una premiere a mandíbula batiente con TIEMPO DE VALIENTES, una comedia argentina dirigida por el creador de la serie de culto LOS SIMULADORES (de la que emite un remake nacional Cuatro) y protagonizada por Diego Peretti, un auténtico prestidigitador del humor. La cinta es una buddy movie despendolada, una película de colegas a la vieja usanza, escrita con inteligencia y algo de mala leche. Merece mucho la pena. ¡Que no se os escape!

tiempo_de_valientesC21.jpg

American Splendor

Filed under: Garabatos — el Martes, 23 de mayo

Con el estreno de la tercera entrega de X-MEN a la vuelta de la esquina y V de Vendetta aún coleando en la cartelera, es hora de reivindicar otro tipo de adaptaciones del cómic al cine, no tan pomposas y comerciales. La fertilización cruzada entre las viñetas y los fotogramas da frutos de muchos colores.

crumb.jpg

Si bien la franquicia de mutantes se ha afianzado con sus dos primeras entregas como una de las versiones más estimables del difícil salto del tebeo a la gran pantalla, aún podemos recuperar en DVD la genial AMERICAN SPLENDOR, película protagonizada por Paul Giamatti (“Entre copas”) que pasó sin pena ni gloria por nuestras salas a pesar de su notable calidad. La cinta adapta la ácida serie homónima escrita por el casacarrabias Harvey Pekar, que se define a sí mismo como un “izquierdista estridente”. Publicada por primera vez en 1976, sus páginas dieron origen al género autobiográfico dentro del cómic y ganó el American Book Award en 1987. Convertido en cronista de su propia existencia, Pekar se reveló como un autor de culto durante los años 80 gracias a su colaboración con diversos dibujantes, entre ellos el indispensable Robert Crumb (colaboración publicada en nuestro mercado por Ediciones La Cúpula en el tomo doce de las obras completas del rey de la historieta underground americana).
Tanto el cómic como la película retratan con ironía el estilo de vida de la clase obrera americana. Lo interesante del filme es el control de los recursos que brindan ambos medios, detalle que brilla por su ausencia en la mayoría de las adaptaciones. La brillante interpretación de Giamatti, entre al realidad y la ficción, escenas de animación y una parte documental protagonizada por el verdadero Pekar, nos sumergen en el particular universo de un guionista crítico que golpea los cimientos del país de las barras y estrellas. Un producto inteligente, que deja en pañales a Michael Moore y se ríe del aburrido HULK de Ang Lee.

P.D.: mi columna dominical de EL CORREO, convenientemete rescatada sin recortes.

AQUI tenéis una entrevista de mi cosecha, vía telefónica, a Harvey Pekar.

Uf !!!

Filed under: Celuloide,Infrafreaks — el Lunes, 22 de mayo

Tras problemas con el server, al que se ha unido unos días de crisis existencial galopante, de esa que aparece y desaparece, por suerte, como el río Guadiana, por fin posteo, con muchos temas en el candelero.

No sé vosotros, pero yo estoy encantado con la víctoria de LORDI en Eurotostón 2006. Está claro que el show ha sido un correctivo, un aviso a los responsables de este concurso de cante hortera que interesa cada vez menos al personal. Eso sí, el grupo finlandés tampoco es que sea el colmo de la modernidad. A mi me hace gracia el retorno a los 80, el espectáculo granguiñolesco y tal, pero no dejan de ser unos heavies trasnochados salidos de una peli de la Troma. Simpáticos, eso si. Mola que se hayan comido con patatas tanto cantante de postal.

La víctoria de LORDI es, al fin y al cabo, una reivindicación freak. Yo llevo tres días escuchando sin parar el Apocalypse Dudes de Turbonegro. Obra magna. Y voy a desempolvar los greatest hits de Kiss, Iron Maiden, Anthrax, Poison y AC/DC para elevar mi autoestima a golpe de decibelio. El sábado noche celebramos el sorprendente acontecimiento eurovisivo en el karaoke, como mandan los cánones. Déjense de psicólogos, amigos, cantar a voz en grito Hombres G y Heroes del Silencio rodeado de colegas borrachos es un ejercicio de catarsis colectivo acojonante. No dejaré de recomendarlo.

BCVKaraokeTotal.jpg

Cambiando de tema, atención a ESTO los más cinéfagos. Hay cosas que no entiendo. Y nunca entenderé. ¿Por qué se hacen las cosas como NO deben hacerse? Ya lo decía el gran Jordi Costa la pasada semana en su columna del periódico gratuito ADN: “En mi cabeza de cinéfilo trasnochado el concepto Productor equivale, directamente, a El Enemigo. Para mí el término es sinónimo de conceptos tales como El Que le Remontó la Película a Orson Welles, El Que le Arruinó el Proyecto de Su Vida a NoSeQuién(…), El Que le Implantó un Final Feliz a esa película que, de otro modo, sería un clásico(…)”. ¡Cuánta razón tiene este maestro juntaletras!

Para acabar, una CURIOSIDAD recién colgada en el bendito YouTube. Ni me acordaba de esta historia…

Gabba Gabba Hey !!!

Filed under: Infrafreaks — el Jueves, 18 de mayo

Amigos, el día 25 de mayo es el DIA DEL ORGULLO FRIKI.

Toca desempolvar la camiseta de Punisher, buscar la chapita de Star Wars y no hablar con una mujer en todo el día, entre otras maniobras de concienciado activista.

friki1.jpg

Aprovecho al ocasión para rescatar un texto que escribí en su día para la extinta web Mundofreak.com, que también ha aparecido en algún fanzine.

PERO… ¿QUÉ ES UN FREAK?
Es una de las palabras más utilizadas entre los amantes del cómic y el cine más estrambótico, pero pocos saben realmente qué significa el vocablo en cuestión. Que algún infraser te llame freak no es un insulto, o eso parece, pero… ¿qué cojones es un freak? Un freak puede ser muchas cosas, o ninguna y, al igual que la palabra caspa, parece haber perdido su verdadero sentido por exceso de utilización.

Ser un freak puede ser muchas cosas, y utilizarla implica que algunos incautos no te entiendan al hablar, como esa tierna ancianita que te roba espacio vital en el ascensor. Si la pronuncias algunos iluminados te pueden llamar snob, no sin cierta razón, o alguna otra palabra que suena aún peor. Los hay que odian los anglicismos, pero nadie sabe a ciencia cierta como explicar al personal qué quiere decir freak. En esta paja mental escrita no pretendemos despejar incógnitas, simplemente vamos a hurgar en la herida defendiendo, como Buñuel, palabras sin sentido que cobran su sentido por su falta de sentido. (continuar leyendo esta entrada …)

Anotaciones Anteriores »