diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Rodamos en Coney Island

Filed under: Music non stop — el Viernes, 30 de noviembre

Aquí va por fin el último clip de HELP ME DEVIL, rodado en CONEY ISLAND (NY).  No fuimos a Nueva York sólo a pasarlo bien. Bueno, sí, ¡aquí se nota! ¡Disfrutamos grabando! WARRIORS & FREAK SHOW!!! Es una producción de nuestro sello INSANE. He realizado la pieza junto a Juan Díaz-Faes y Alberto Alvarez.

Imagen de previsualización de YouTube

El espíritu de AlhóndigaKomik

Filed under: Garabatos — el Jueves, 29 de noviembre

Muy triste. Una pena que se hayan cargado, porque sí, de repente, la Beca AlhóndigaKomik (y otras actividades programadas en torno al tema). Algunos ya hemos protestado firmando ESTA CARTA que ha removido algunas conciencias y ha tenido cierto movimiento en prensa. Nada va a cambiar, pero por lo menos ahora la gente inquieta se puede enterar de lo que pasa aquí y allá. Y expresarse. Es lo que tienen, para bien o para mal, las redes sociales.

Una gran pena el cambio de dirección del centro bilbaíno y su repentina falta de sensibilidad con el cómic, cuando era uno de sus ofertas fundamentales. La beca era un símbolo. Un estandarte importante. Un apoyo incondicional a una pasión ascendente, a jóvenes valores, a nuevos artistas que están empezando con ganas a abrirse paso en un camino complicado. La ayuda, además, era un puente a otros países, con Francia a la cabeza, un signo de contemporaneidad, de apertura de miras, de carácter multidisciplinar real, con objetivos conseguidos y mucho que decir por delante.

Me atrevería a decir que se han fulminando uno de las características fundamentales que definía un centro cultural de difuso calado real entre el público como La Alhóndiga, convertido en un cajón de sastre (ya existen en Bilbao el Guggenheim, Bilboarte, el Museo de BB.AA. y demás proyectos vinculados al arte, mientras el cómic se queda sin altavoz para abrirse al público). Con la excusa del “rigor” y el “no favorecer a particulares”, razones más que discutibles –hablamos de una beca irrisoria desde el punto de vista económico, con una inmensa rentabilidad artística-, se funden una línea bien definida tras el trabajo de muchos –doy fe: también lloran la pérdida desde dentro-, un camino abierto que le aportaba personalidad y visibilidad.

Estos días el recinto está lleno de videoconsolas para chavales. Hay marcas por todas partes. Eso es el interés general. Puro arte, sí… Aires de modernidad. Pero claro, el cómic, los tebeos, las viñetas, no mueven tanto dinero como los videojuegos –que también merecen su espacio en un lugar así, por supuesto, pero de otra manera-. La historieta no excita a los patrocinadores. Nos lo han tenido que volver a restregar por la cara.

Con el cómic es difícil quitarse la sensación de que da un paso adelante en su normalización como disciplina artística, como afición y profesión, y dos atrás. Aunque dé uno bien grande, nunca hay que bajar la guardia. Siempre aparece algún indocumentado con ganas de empañar los sueños de mucha gente que vive por y para la historieta. Sin los autores y los aficionados al cómic, sin los periodistas entusiastas del medio, teóricos ilusionados y artistas incombustibles, esto ya no existiría por estos pagos. Somos pequeños pero incansables. Se ha demostrado estos días, con el sentimiento colectivo de tristeza por la supresión de la beca AlhóndigaKomik, que somos un sector solidario, con principios, alejado de comportamientos pretenciosos, humilde, educado, y, sobre todo, trabajador. Autosuficiente. Hay muchos lectores, muchos, que siempre están ahí, fieles, ilusionados y abiertos. Seamos, estemos, también orgullosos.

Con los pies en el suelo, sin abandonar la lucha, sus pedorretas no deben quitarnos la ilusión. Quizás nos empeñamos demasiado, gastamos demasiada energía, en que nos acepten entre ellos. En quererles convencer de que no saben lo que se pierden. Y no hace falta. El cómic goza de una libertad creativa envidiable gracias a que no se meten en nuestros asuntos. Sin embargo, cuando metemos la cabeza en el sistema algún avispado nos da una colleja. O nos ofrecen una galleta para luego quitárnosla. La miel en los labios. Te abro una puerta para luego cerrártela en los morros. La gestión cultural está en manos de quien está y, con la excusa de los recortes, se los están pasando en grande observando nuestras caras de no entender nada. Porque no hay nada que entender.

Disfrutemos de nuestro pequeño planeta. No nos necesitan. No les necesitamos. Sobrevivimos, entre dibujos, colores e ideas. Aunque, ¡ojo!, tampoco vamos a quedarnos de brazos cruzados ante ataques irracionales. Ojalá el espíritu del cómic no se aleje nunca de La Alhóndiga.

¡Larga vida a los tebeos!

P.D.: añado la lectura de ESTE TEXTO sentido sobre el placer de dibujar: ARTE y GARABATOS. Sin cultura estamos abocados a la pobreza de espíritu. Que se callen otros.

Asia y las cacas

Filed under: Multimierda — el Jueves, 29 de noviembre

El Centro de Cultura Asiática de Málaga busca jóvenes talentos que se atrevan a crear un trabajo cuya temática verse sobre Asia y su relación con los excrementos. Lo que leen, amigos. Ya conocemos lo que le gusta al personal de ojos rasgados jugar con las cacas de colores. AQUI está la información pertinente sobre tan escatológica convocatoria. ARTE y MIERDA, todo en uno. ¡Como tiene que ser!

Homenaje a José Luis Borau

Filed under: Celuloide — el Martes, 27 de noviembre

Con motivo del lanzamiento de su libro Camisa de once varas, en 2003, tuve la inmensa suerte de compartir unas horas con José Luis Borau. Le entrevisté para EL CORREO en su oficina y disfruté mucho con nuestra conversación. Rescato aquí mi texto -notablemente extenso- como homenaje a un hombre de cine, uno de los grandes de nuestra historia, que, por desgracia, nos ha dejado recientemente, casi a la par que otro nombre mayúsculo, Tony Leblanc. Descansen en paz. Gracias por todo.

¿ESCRIBIR O RODAR?

-¿Uno de los problemas del cine español es la falta de grandes productores?

Hubo un tiempo en el que existían. Había productores que realizaban un tipo de cine abominable para la gente de mi generación que nos movíamos en el ámbito de la cultura, pero desde el punto de vista de la producción sabían lo que querían y lo que buscaban. Hoy en día eso ha desaparecido, y en el fondo es algo necesario. No hay una corriente equivalente a estos profesionales que ganaban dinero haciendo cine, invirtiendo su capital. Ahora, sin las subvenciones y las ventas a televisión, resulta imposible rodar. Por otra parte, hay pocos productores en España que se arriesguen, salvo Elías Querejeta y alguno más que se me escapa. Hay pocos que sepan realmente qué es lo que quieren hacer.

-Usted ha producido sus propias películas.

Sí, y no tengo la menor condición de productor. He producido todas mis películas, excepto las de mis comienzos, y no me convence, a pesar de que es una labor relativamente fácil. Lo más terrible que te puede ocurrir es que rechacen tu guión en las televisiones. Yo siempre he ido por libre. Cuando acertaba, ganaba dinero, y cuando no, que era casi siempre, desde un punto de vista comercial, daba un paso más hacia la ruina. Productores de verdad, de enjundia, de peso, no hay muchos.

-¿Disfruta más escribiendo o rodando?

Es diferente. Me explico, entendiendo a los actores que dicen que les gusta más el teatro que el cine, y que muestran mejor sus capacidades sobre las tablas. El escenario halaga los bajos instintos del actor. Hay una obra, un director de escena, un empresario, pero el actor es el que manda delante del público cuando se encienden las luces. Ese placer no se paga con nada. Al director le ocurre algo así cuando rueda. Te crees que eres Dios. Es un acto narcisista. Decides qué te gusta y que no, mandas órdenes aquí y allá, hablas con los actores, con el director de fotografía… En la literatura eres más libre y más divino que en un plató, porque escribes lo que se te ocurre y ya está, pero no tienes el escenario. Estás delante del ordenador y la satisfacción del instinto bajo es menor.

-¿Cómo ve el actual panorama del cine en general?

En general, muy mal. He sido partidario del cine americano, hasta el punto de costarme durante años quitarme el sambenito. Yo sólo he tenido dos fuentes cinematográficas, el cine americano tradicional y el neorrealismo italiano. Todos los de mi generación, lo negásemos o no, somos parecidos en este sentido, pero hoy en día el cine americano no es nada. Hay algunos nombres que hacen una película cada dos años que pueden salvarse, como Woody Allen, Mamet o Jarmusch, pero estamos hablando de cinco o seis autores. Muy pocos, sobre todo teniendo en cuenta que estamos hablando de la industria más colosal, con todo el dinero del mundo, con todos los estudios, con todos los efectos, con todos los actores extraordinarios…

-Se muestra muy indignado.

Sí, porque el cine americano dirige las pautas del cine a nivel mundial y es una birria. Y encima hay países de gloria cinematográfica que han desaparecido prácticamente. ¿Qué ha sido de la cinematografía alemana por ejemplo? Depende totalmente de la televisión. ¿Y del cine italiano que en su momento estuvo a punto de pisar los talones al de Hollywood? Todo está reducido a unas proporciones pírricas, habiendo sido tan importante. El cine francés es el que mejor vida lleva en Europa, pero sólo se aguanta en su país. Fuera pierde mucha fuerza. En conjunto, es muy poca cosa. Me gustan cuatro o cinco películas al año.

-Del cine español mejor ni hablamos.

Es una cinematografía en perpetua crisis, por razones diversas. Hace unos años nadie veía cine español, y luego hemos pasado calvarios como la censura. Exceptuando algunos directores como Berlanga, al resto nos costó mucho abrirnos camino y sufrimos la hostilidad de los productores. Actualmente tenemos unos actores y unos técnicos muy buenos, y algunos excelentes directores, pero el problema básico del cine español, si hablamos en términos industriales, es que las televisiones no apoyan realmente nuestro cine. Es todo mentira. La originalidad quizás no nos sobra, y talentos como Almodóvar o Amenábar son casos puntuales, pero el mayor problema es económico.

-¿Cómo se podría solucionar esta situación?

Replantear la colaboración entre los distintos medios. Es terrible ir a una televisión con una idea nueva y ver que no la entienden. ¿Quién está al frente del departamento de producción de los canales? La gente tiene que hacer heroicidades para buscar su hueco en este mundillo. Tienen que hacer cortos pagándoselos ellos mismos, pedir prestamos… Algo agónico.

(continuar leyendo esta entrada …)

Totally dreadful !!!

Filed under: Bizarrismo TuTubesco,Toyz — el Lunes, 26 de noviembre

Me encantan los cachivaches del Dr Dreadful (aka Dr. Horribilus). Se sale el último, la disección del alien. Gominolas viscosas para grandes y pequeños. ¡Esos cócteles de coágulos de sangre! ¡Es lo que quiero estas navidades! TOTALLY DREADFUL!!!

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

Cortocuentos 2 en Getxo

Filed under: Autobombo,Garabatos,Saraos — el Jueves, 22 de noviembre

Mañana empieza el Salón del Cómic de Getxo donde, además de coordinar las actividades del Salón de Actos, estaré firmando ejemplares de Cortocuentos en el stand de Astiberri el domingo por la mañana junto a los inefables Pepo Pérez y Juan Díaz-Faes.

El hombre del pelazo

Filed under: Celuloide,Palabrería mística — el Lunes, 19 de noviembre

“Pertenezco a una generación donde el cine fue sobre todo testimonio de la vida, y también un elemento de resistencia. He vivido en esa educación, ha sido mi cultura, y sigo en ella. Hoy día quizá es minoritaria, pero no por voluntad de los autores, sino por cómo está organizado todo el negocio del cinematógrafo”.

“El cine es ahora sobre todo un instrumento de formación de grandes masas de población y ha ido perdiendo lo que fue en sus orígenes, un medio de conocimiento, sobre todo en su rango artístico. El cine ha sido el arte del siglo XX, pero quizá ya no lo sea en el XXI”.

¿Concibe la vida sin cine?

“Sí, perfectamente (se ríe)”.

¿Qué hace cuando no está rodando?

“Yo, trabajo. Soy cineasta aunque no ruede”.

Palabras de VICTOR ERICE, entrevista leída en EL CORREO. Uno de los genios de nuestra cinematografía, un hombre sabio…

Viñetas y Hazañas

Filed under: Garabatos,Saraos — el Lunes, 19 de noviembre

El Salón del Cómic de Getxo, una cita ineludible con las viñetas en el norte, se celebrará los próximos días 23, 24 y 25 de noviembre, bajo una carpa gigante instalada, como viene siendo habitual, en la plaza de la Estación de Las Arenas. Hace un par de años, debido a los recortes, el evento vizcaíno dedicado a la historieta tuvo que eliminar una zona aparte dedicada al Manga, cuyas actividades se recuperarán, como novedad el presente año, durante el siguiente fin de semana, del 1 al 2 de diciembre, en el mismo espacio. La división, una cuestión de logística, permitirá a la organización controlar bien el aforo de una propuesta cultural que en ocasiones se ha visto desbordada por la afluencia de público. En un año complicado, la suculenta programación, con exposiciones, presentaciones, firmas, talleres, proyecciones y demás propuestas para el regocijo del visitante, dotan de personalidad a una oferta variada dirigida a un amplio abanico de público. No sólo de aficionados puede vivir el noveno arte.


Entre las exposiciones previstas, fiel a su filosofía de llegar más allá del lector habitual, en su undécima entrega el salón getxotarra dedicará una muestra a la histórica cabecera “Hazañas bélicas”. La revista inició su andadura en 1948, cuando aún resonaban los ecos de la Segunda Guerra Mundial. Editorial Toray echó a andar la colección, escrita y dibujada en sus inicios por Boixcar. Más de cincuenta años después, el lanzamiento de “Nuevas Hazañas Bélicas” por parte de EDT ha recuperado un clásico. Podrán verse planchas del nuevo proyecto, liderado por el guionista y escritor Hernán Migoya, culpable de la reunión de un equipo de solventes dibujantes que han afrontado el reto de convertir en viñetas historias de guerra con una visión actual. Otra exposición vital se centrará en el trabajo de Santiago Valenzuela, autor del cartel de 2012, flamante ganador del Premio Nacional de Cómic el pasado año. TMEO celebrará su 25 aniversario y Miguelanxo Prado, uno de nuestros autores más internacionales, expondrá páginas de su último trabajo recién salido al mercado: “Ardalén”.

Valenzuela no será el único Premio Nacional de Cómic presente en Getxo. También estará Max presentando su reciente última obra, “Vapor”, acompañado por Alfonso Zapico, ganador del galardón hace apenas unas semanas. Firmará ejemplares de “Dublinés” junto a una sugestiva lista de autores encabezada por Eddie Campbell, responsable de los dibujos de “From Hell”, con guión de inefable Alan Moore. Otros invitados: Juan Díaz Canales (“Blacksad”), Teresa Valero (“Curiosity shop”), Javier Pulido (“Batman”), David López (“X-Men”), Albert Monteys (“El jueves”), Mauro Entrialgo (“Herminio Boaextra”), Javier Rodríguez, Juan Díaz-Faes (“Éxito para perdedores”), David Sánchez (“Tú me has matado”)… Se repartirá una vez más la revista gratuita “El balanzín”. Entre los temas a tratar en el Salón de Actos, se debatirá sobre el futuro del cómic de superhéroes, cómo es publicar en Francia y la relación de las viñetas con otras disciplinas, entre otros temas.

(del Territorios de EL CORREO, sin cortes)

Holy Motors

Filed under: Celuloide — el Viernes, 16 de noviembre

Al cineasta Leos Carax, o lo amas o lo dejas. O lo vives, o no le prestas atención. No hay vuelta de hoja. Su última propuesta, premiada en Sitges, ha de verse con ganas. Hay que dejarse llevar por el ritual. Hay que creer antes de ver. De lo contrario, como espectador, puede sufrir un cortocircuito sin posibilidad de arreglo. “Holy Motors” es una deliciosa avería en el modo de representación habitual del cine. Es una de esas propuestas personales e intransferibles que crecen en nuestra mente una vez se apoderan de ella. Macerar su visionado, dejar pasar los días mientras sus imágenes flotan en nuestra psique, permite asimilar la película con una mayor sugestión, aceptarla y degustarla al máximo. No es, por tanto, plato para todos los gustos.

“Holy Motors”, como la reivindicable “Cosmópolis”, dos cintas de nuestro tiempo, transcurren en parte en el interior de una limusina. Carax nos propone un viaje sin ida, sin vuelta, hacia todo y nada. Un juego entre la realidad y la ficción que dice mucho del ser humano, de su comportamiento, aquí y ahora. La excusa es un día en la vida del Señor Oscar, un enigmático personaje que vive varias vidas en una sola existencia. Va saltando de rol en rol ante nuestros ojos, sin que sepamos dónde están las cámaras. Una pieza maestra que ha de fundirse en nuestra retina sin prejuicios.

(Del GPS de EL CORREO)

Ni Gondry…

Filed under: Music non stop — el Lunes, 12 de noviembre

… ni Spike Jonze ni na´de ná… Yo quiero hacer un clip como este alguna vez en mi vida. Es, damas y caballeros, LA DIVERSION

Imagen de previsualización de YouTube
Anotaciones Anteriores »