diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Tarantino, ese gran DJ

Filed under: Celuloide — el Viernes, 31 de agosto

Death_Proof_2.jpg“Cuando la gente me pregunta si he ido a una escuela de cine, les respondo: he ido al cine”. Y no hay mejor escuela. La frase es de Quentin Tarantino, cinéfago impenitente, amante del cine de evasión y reflexión, un sujeto de mente inquieta y acelerada capaz de saborear por igual una película de Godard y una cinta infame de artes marciales. Esta capacidad de disfrute a lo grande, de exprimir todas las posibilidades del celuloide, lo convierten en uno de los realizadores más honestos, libres e interesantes del momento, dentro de los márgenes del negocio hollywoodense. El responsable de Reservoir Dogs, esa magna opera prima que marcó el cine de los noventa, bebe los vientos por el arte cinematográfico. Ama el cine por encima de todas las cosas, como entretenimiento mayúsculo, como ritual máximo, como ejercicio de catarsis ideal, como herramienta de agitación masiva, como juguete impredecible… El proyecto Grindhouse, desmembrado por estos pagos, es un acto de fe, una muestra de amor a un tipo de cine que hizo su juventud más llevadera y ha convertido su filosofía de vida en un parque de atracciones.

Death_Proof_41.jpg

Death Proof, el fragmento firmado por Tarantino perteneciente al doble programa de sesión golfa Grindhouse, no es una pieza para todos los gustos. Incapaz de dejar indiferente, el máximo artífice de la rompedora Pulp Fiction ha rodado lo que le ha apetecido realmente, con absoluta libertad creativa, incluso caprichosa, una posibilidad harto complicada en los tiempos que corren. Ha filmado, sin miramientos, aquello que le gustaría ver como público, porque él, ante todo, es público, un detalle que muchos cineastas de hoy en día olvidan cada mañana sobre la almohada. El muy truhán vuelve a coronarse como rey del mestizaje audiovisual, se pasa por el forro los convencionalismos del cine comercial actual, el modo de representación habitual, el planteamiento, el nudo, el desenlace… Ha vuelto ha ejercer de ingenioso DJ, cogiendo de aquí y de allá para crear un producto nuevo con su personal estilo. Ofrece al espectador un mosaico de clichés resucitados bien ensamblado, con las puertas abiertas a la sorpresa y el desconcierto.

Death_Proof_1.jpg

Un especialista cinematográfico se excita chocando contra sus víctimas, tiernas féminas que recluta en bares de carretera de Texas, a bordo de su automóvil, un Chevy Nova de 1970, convenientemente preparado para golpearse contra todo lo imaginable sin apenas abollarse. Esta es la premisa de partida de lo que apunta a ser un slasher (película de asesinatos en serie), que luego no lo es… ni mucho menos. Las tropelías sanguinarias del inefable psicópata encarnado con hipnótico carisma por Kurt Russell es lo de menos en Death Proof, un homenaje sentido a un género que toca la fibra al archiconocido director americano, enfundado esta vez en el papel de un enloquecido pinchadiscos. Sobre los platos: el cine de Russ Meyer, las películas de épicos psychokillers, persecuciones a todo gas, terror de pipas, los diálogos chispeantes marca de la casa, la cotidianeidad delirante, personajes excéntricos… y chicas neumáticas (Mary Elizabeth Winstead, Rosario Dawson, Vanessa Ferlito, Zoë Bell, Sydney Tamiia Poitier…). Tarantino se recrea en la sensualidad morbosa de sus actrices, recalca su fetichismo por los pies, estampa su sello en secuencias memorables, coreográficas, con destellos de violencia apabullante, menos presente de lo que se anuncia. Se explaya a fondo con sinuosa soltura, con capacidad de impacto, de absorción retinal e hipnosis colectiva.

Con el pase de Death Proof, visualmente embriagadora, dos películas en una según su desvergonzada estructura, disfrutarán especialmente los aficionados a buscar referencias cinéfilas de baja estofa. Tarantino vuelve a demostrar que todavía hay autores osados que se toman muy en serio las películas poco serias y predican el sano espíritu de levantar aquellas obras que les pide el cuerpo, por muy absurdas que pudieran parecer a simple vista. Chapeau.

Death_Proof_3.jpg

***Texto publicado hoy en EL CORREO, aquí íntegro…

Vuelta al cole

Filed under: Desvaríos,Music non stop — el Jueves, 30 de agosto

Vuelta al cole, que ya es hora, aunque mi verano no se ha caracterizado precisamente por estar todo el día tumbado a la bartola. Uno no ha dejado de cumplir con sus labores escritas en el periódico, entre otras tareas, algunas de las cuales serán tema de este infrablog proximamente según germinan.

Tras Benicassim, como uno se pasa todo el año viajando de aquí para allá entre festivales, salones y demás citas jacarandosas donde se mezclan placer y trabajo, tocaba retorno temporal al norte, para que la family y la chavalada no se olviden de la insoportable levedad del infraser (de mi existencia, vamos).

Imagen de previsualización de YouTube

Reciente en el tiempo queda la Aste Nagusia bilbaína, las fiestas más pasadas de agua en tiempo… Lo mejor de la semana, un concierto alternativo al que fuimos a parar sin querer, en una txozna perdida, una noche aparentemente perdida… Junto al indómito JL, al que quiero con locura (gracias por estar siempre ahí), y Cris Cris Cris (ídem de ídem), disfruté hasta el tuétano de la performance absurdamente consciente de El gran puzzle cózmico, un tipo que sabe lo que hace y deshace. Armado con un ordenata y un puñado de cachivaches, este singular artista sobre la pista de esquelética estampa logró cautivar al personal, que bajo la lluvia se iba acumulando frente al improvisado escenario incapaz de eludir el magnetismo de una actuación libre como el viento empapada de non sense, trash culture cañí y tocapelotismo. Con magnas letras como “Mi abuela es setentera, setentera… No, tu abuela es ochentera, ochentera…” o “Trabajo en una droguería, no soy dependiente, soy drogodependiente”, El gran puzzle cózmico demostró que todavía hay vida en una Aste Nagusia reticente a evolucionar, que rinde pleitesía al kalimotxo por encima de todas las cosas y nos martiriza con una chavacanería in crescendo que al que esto escribe le sonroja.

Imagen de previsualización de YouTube

Out of order

Filed under: Desvaríos — el Jueves, 23 de agosto

IconoBCV.jpgCon este icono infopop que me ha regalado Albita, que me ve demasiado bien (gracias, reina!!!), anuncio unos días de verdadera ausencia, léase vacatas, de este esperpéntico blog, que tengo la cabeza más caótica que nunca y actualizar por actualizar no es plan, aunque seguramente no dejaré de pasar por aquí de vez en cuando… ¡A pasarlo bien!

***Más iconos pinchando AQUI.

Así va a ser…

Filed under: Bizarrismo TuTubesco,Saraos — el Miércoles, 22 de agosto

ir de copas este fin de semana en fiestas de Bilbao.

Imagen de previsualización de YouTube

Baila como yo…

Filed under: Music non stop,Saraos — el Jueves, 16 de agosto

Bueno, casi como yo…
Imagen de previsualización de YouTube

… quisiera… haw, haw , haw!!!

Este fin de semana hay una buena excusa para ofrecer un espectáculo semejante. En Bilbao, en plena Aste Nagusia, los Txumaris, Brusko&Phibes, pinchamos el sábado 18, a partir de las 2 de la mañana, en el sarao que monta la gente del Fever en el Marítimo. Cita ideal para juntarnos gentes de mal vivir y peor pensar para inaugurar las fiestas del botxo. ¡Aupa ahí!

A darlo todo compañeros, con bootlegs imposibles, mash ups absurdos, jitazos de ayer y hoy, petardadas ochenteras y buena mierda sonora.

Mucha sangría

Filed under: Celuloide — el Martes, 14 de agosto
Severance2.jpg

Tarantino y Rodriguez no se han quedado solos en su afán de homenajear los programas dobles de antaño, esas sesiones golfas donde se programaban del tirón dos películas de dudosa catadura, generalmente cine de terror en todas sus posibles variantes. Aunque Grindhouse no se estrena como debería en el Viejo Continente, a Death Proof y Planet Terror les toca caminar solas en nuestra cartelera, a un avispado distribuidor autóctono se le ha ocurrido aprovechar la coyuntura y lanzar dos filmes gore al unísono para saciar la sed de ketchup y sesos saltarines del público potencial de este tipo de productos. Así, Desmembrados y Ovejas asesinas, cintas vitoreadas en la última Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, visitan nuestra cartelera juntas de la mano en busca de espectadores con estómagos poco delicados. Doble programa, dos títulos por el precio de uno, a cual más burro y kamikaze. Sangría fresca para combatir los calores del verano.

severance3.jpg

Si algo caracteriza a este curioso programa doble de terror es el abundante humor negro que empapa las dos películas que le dan cuerpo. Hay más risas y gore despendolado que horror puro y duro. Si el espectador busca sentarse en la butaca y sentir el miedo en las carnes, este doble pase no es la opción correcta. Aquí mandan los gags a base de triperío barato, los chistes gruesos y la algarabía a costa del despedazamiento de pobres incautos que se pasean pizpiretos por donde no deben. Todo de mentirijillas, eso sí. El festival de chicha y fluidos desatados, léase mutilaciones gratuitas y sangre de tarro a borbotones -seguro que más de uno ya había pensado mal-, está garantizado, tanto en Desmembrados como en Ovejas asesinas, títulos explícitos donde los haya. Encontrar originalidad y un guión decente, por encima de la media (actualmente irrisoria), ya es otro cantar. Ambas piezas tiran de ideas ya vistas, cocinadas sin ton ni son, de todo menos a machamartillo. Habrá quien deguste igualmente el plato con satisfacción, a pesar del abuso de topicazos sanguinolentos, pero aquellos que piden algo más que cuatro carcajadas con sensación de déjà vu sentirán como el tedio se apodera de sus huesos.

severance4.jpg

severance.jpgDesmembrados presenta a un grupo de trabajadores de una compañía que se van de fin de semana colectivo con el fin de arreglar sus diferencias. Sin embargo, lo que se vaticinaba como una divertida excursión de empresa acaba siendo una carnicería desproporcionada. “La serie televisiva The Office se cruza con Deliverance, así ha sido definida esta comedia negra de irregular ritmo que goza de algunos momentos hilarantes de recibo, pero poca enjundia en su conjunto. Chistopher Smith, responsable de Creep, firma la dirección de este pasatiempo slasher, en el cual, según palabras del cineasta, “todo se reduce a un equilibrio entre humor macabro mezclado con convenciones y clichés. Ocurren cosas que son graciosas, sin embargo no es una comedia de situación (sitcom), pues los personajes no están diciendo cosas divertidas. Ocurren cosas terroríficas, pero tampoco es un film de carnicerías explícitas”. Un tono complicado, que no siempre funciona como debiera en esta propuesta especialmente recomendable para fanáticos del gore ochentero.

Ovejas_Asesinas1.jpgOvejas asesinas, por su parte, remite a los comienzos de Peter Jackson, cuando el artífice de El Señor de los Anillos era el rey del gore de bajo presupuesto. De hecho, la cinta es una producción de Nueva Zelanda, que al director de Mal gusto no le pilla lejos. La cinta absorbe ideas directamente de la desternillante (y hemoglobínica) Braindead y echa mano de un ejército de ovejas zombis para sembrar el caos, el terror de pandereta y el cachondeo padre en la gran pantalla. Jonathan King debuta con una cult movie diseñada a conciencia cuyo exceso puede acabar cansando hasta al gorefan más selecto. La comicidad de algunas escenas y los ingeniosos efectos especiales son el principal reclamo de un producto que conviene ser consumido como experiencia colectiva, aderezado con palomitas, refrescos y lo que se tercie. Los responsables del filme juran y perjuran que ninguna oveja fue herida durante el rodaje. Lo creamos o no, ver a tan tierno animal devorando humanos forma parte del delirante espectáculo, con lo cual, inevitablemente, el escarmiento que reciben las bestias es lo más horripilante imaginable.

(publicado hoy en EL CORREO, aquí sin recorte)

Políticamente incorrecto

Filed under: Garabatos — el Martes, 14 de agosto

vuillemin 2.jpgLa corrección política es el actual cáncer del arte. Una buena cura contra la autocensura, o el exceso de prejuicios, es la obra de Vuillemin, humorista gráfico galo de lápiz envenenado que no deja a nadie indiferente.

Philippe Vuillemin (Marsella, 1958) es un monstruo del cómic en todos los sentidos. Su humor de trazo grueso revuelve estómagos y mentes. Es la respuesta escatológica y salvaje a la línea clara que tantas alegrías ha dado a la banda diseñada. Sus viñetas supuran mala baba. No hay ningún tipo de concesión. Nadie se libra de su feroz ironía. Ningún estamento profesional, ninguna clase social, ninguna raza, ninguna religión… Todo hijo de vecino recibe su merecido en manos de un rey Atila de la sátira que pisotea cualquier tabú imaginable. La falta de escrúpulos de este dibujante sin censuras le ha metido en más de un problema. Su polémica obra Hitler=SS (1987), sobre el holocausto judío, realizado con el guionista Jean-Marie Gourio, fue prohibida en medio mundo, incluyendo nuestras fronteras, por una absoluta incomprensión. Los corrosivos chistes de Vuillemin sacan a la luz lo peor de nosotros, aquello que pensamos pero nunca nos atrevemos a decir… y a algunos no les hace ni pizca de gracia.

vuillemin.jpg

Heredero del espíritu “bête et méchant” de la revista francesa Hara-kiri, cuya respuesta en nuestro mercado está en cabeceras míticas como la extinta El Papus o la veterana El Jueves, Vuillemin siempre ha estado vinculado a L´Écho des Savanes, una de las publicaciones líderes del cómic para adultos en Francia, tristemente desaparecida. La serie Políticamente inaceptable (Les sales blagues) se edita por estos lares, en siete álbumes trimestrales, tras gran éxito en el país vecino, donde esto de los tebeos es algo muy serio.

***Rescato este texto, aún calentito el tema del secuestro de El Jueves y la petición de prohibición de Tintín en el Congo. Perdonen, pero me entra la risa floja…

Por cierto, ya está en la calle la cuarta entrega de EL MANGLAR, donde colaboro…

Creo que voy a…

Filed under: Bizarrismo TuTubesco,Music non stop — el Lunes, 13 de agosto

… POTAR!!!

Imagen de previsualización de YouTube

Con atentados sonoros como éste, uno echa de menos a DELFIN

Este videocaspatronic choca frontalmente con el anterior post delicatessen…

Vía Pixel.

Al loro…

Filed under: Music non stop — el Viernes, 10 de agosto

Uno de mis video favoritos de todos los tiempos…

Imagen de previsualización de YouTube

Salimos en EL JUEVES

Filed under: Autobombo,Music non stop — el Miércoles, 8 de agosto

El insigne Manuel Bartual ha osado dibujarnos a Phibes & Me en las páginas de la revista EL JUEVES de esta semana, en un tebeo-reportaje que hace risas a costa del FIB, donde estuvimos dándolo todo

El_JuevesBCV&Phibes.jpg
Anotaciones Anteriores »