diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Gabba Gabba Hey !!!

Filed under: Infrafreaks — el Jueves, 18 de mayo

Amigos, el día 25 de mayo es el DIA DEL ORGULLO FRIKI.

Toca desempolvar la camiseta de Punisher, buscar la chapita de Star Wars y no hablar con una mujer en todo el día, entre otras maniobras de concienciado activista.

friki1.jpg

Aprovecho al ocasión para rescatar un texto que escribí en su día para la extinta web Mundofreak.com, que también ha aparecido en algún fanzine.

PERO… ¿QUÉ ES UN FREAK?
Es una de las palabras más utilizadas entre los amantes del cómic y el cine más estrambótico, pero pocos saben realmente qué significa el vocablo en cuestión. Que algún infraser te llame freak no es un insulto, o eso parece, pero… ¿qué cojones es un freak? Un freak puede ser muchas cosas, o ninguna y, al igual que la palabra caspa, parece haber perdido su verdadero sentido por exceso de utilización.

Ser un freak puede ser muchas cosas, y utilizarla implica que algunos incautos no te entiendan al hablar, como esa tierna ancianita que te roba espacio vital en el ascensor. Si la pronuncias algunos iluminados te pueden llamar snob, no sin cierta razón, o alguna otra palabra que suena aún peor. Los hay que odian los anglicismos, pero nadie sabe a ciencia cierta como explicar al personal qué quiere decir freak. En esta paja mental escrita no pretendemos despejar incógnitas, simplemente vamos a hurgar en la herida defendiendo, como Buñuel, palabras sin sentido que cobran su sentido por su falta de sentido.
Freaks los hay de variados tamaños y colores, con olor a fresas o a mantequilla, clitorianos o vaginales. Los hay de varias clases y, según su característica más agudizada, podemos clasificarlos en varias especies, a cual más absurda. Tenemos los retrofreaks, los oligofreaks, los caspafreaks, los frikinfames, los frikis a secas, los siko-frikos, los pedazo de freak, los mega-freaks, los infrafreaks, los superfreaks, los pseudofreaks, los peta-freaks, y los freaks al cubo. La lista de adjetivos que enriquecen nuestro vocabulario puede ser interminable, con lo cual en esta inservible búsqueda de respuestas estamos obligados a definir algunos freaks cercanos. Por supuesto, nos olvidamos muchos en el tintero, pero… ¿quién coño no es un freak? ¿Alguien se atreve a tirar la primera piedra? Vayamos por partes.
-El freak de los tebeos. Es aficionado a guardar sus cómics en bolsitas de plástico, como si fueran embutido. Cualquier huella dactilar apreciable en la portada de su ultima compra puede significar una auténtica masacre a base de improperios. Suele llevar el pelo grasiento y ama a la Patrulla X sobre todas las cosas, hasta que se echa novia y descubre el sexo. Muy peligrosos.
-El freak amante del gore. Se siente un incomprendido por preferir una buena disección en pantalla grande antes que cualquier hembra o varón despelotándose. Si tropieza en la calle una ancianita con la cesta de la compra, espera a torcer la esquina para partirse de risa. Cosas del humor negro, dicen. Visten con camisetas de películas de culto o grupos heavy y, para qué engañarnos, si pudieran llevarían una machete como llavero, aunque sea para aparentar.
-Los freaks de Tod Browning (¡los de la película!). Son los de verdad, los que salen en la tele, pero al lado de ellos… ¿nos es más freak María Teresa Campos?
-Los freaks presentadores de televisión. Se llevaba la palma en este apartado Lerdicia Sawater, azote del público infantil en la franja matutina. Sus movimientos de pelvis, cual gallina Caponata sin disfraz, encandilaba a los púberes, que se entregaban al onanismo desatado en cuanto llegaban los anuncios.
-Los freaks coleccionistas de discos. Compran todo, a poder ser barato, incluso ese insoportable single de Raphael que no gustaba ni a sus padres. No escuchan nunca los discos que compran, solo los acarician alcanzando un orgasmo que ni ellos mismos saben explicar. Su terrible cruz es limpiar el polvo a tanto vinilo, que echa raíces en los armarios, y los no emancipados son capaces de expulsar de casa a sus padres con tal de encontrar más sitio para sus tesoros.
-Los freaks coleccionistas de cromos.
Como los anteriores, pero más baratos.
-Los freaks futboleros
. Los que más gritan, Lerdicia Sawater aparte. Disfrutan a raudales viendo a unos tíos medio en calzoncillos chutando una pelotita. Son sus héroes.
-Los freaks fabricantes de fanzines
. Son los peores. Pierden el tiempo en contar batallas que solo interesan a sus cuatro amigos, que también hacen fanzines (¡vaya casualidad!). Pierden salud, dinero y amor en su cometido, aunque es mejor que anden entretenidos pariendo panfletos ilegibles antes que delinquiendo. En el escalafón del pobre trabajador son los siguientes después de los vendedores de kleenex.
-Los freaks críticos de música. Les encanta recibir Cds gratis, aunque sea de grupos más malos que el sebo. El caso es llevarse algo por la cara para dar envidia a sus amiguitos, que pagan por escuchar lo que les gusta, ¡pero les gusta algo! Forma de reconocerlos en los conciertos, cuya entrada no han pagado: están apoyados en la barra del bar, a veces beodos, compartiendo tertulia en voz alta con otros de su calaña. Rara vez bailan y, evidentemente, no escuchan al grupo. ¿Para qué?
-Los freaks drogadizos. Se meten de todo al cuerpo, en estado líquido, sólido o gaseoso. Su idea de la diversión es salir por la noche de fiesta y ver el tiempo pasar intentando pillar algo inorgánico. Algunos pillan, otros están pillados y a otros es mejor que no les pillen.
-Los freaks del teléfono móvil. Los más tocapelotas son los que se dejan el aparatito en cuestión encendido en el cine. Como diría Gloria Fuertes, a estos hay que matarlos.
-El freak de Internet. Se acuesta con movimientos extraños en la mano derecha. Echa de menos antes al ratón que a su madre y emplea su tiempo en chatear cual poseso, lanzando chistes verdes en la red en señal de catarsis. Algunos no salen nunca de casa, con lo cual se les fosiliza la caspa, a no ser que organicen una reunión de chateadores anónimos. Se van de cena y, aunque no callan a través del teclado, en vivo y en directo no saben qué decirse. Angelitos…
-Los freaks cinéfilos.
Sentarse en la butaca de la sala oscura significa entrar en un estado de trance que implica el psicoanálisis de los personajes que pululan por la pantalla, entre otros entretenidos análisis. No es de extrañar, teniendo en cuenta que se saben la película de memoria tras devorar todas las revistas de cine mensuales. Vamos, que si no descubren dónde han puesto la cámara se aburren. No ruegan a Dios, ruegan a Pumares, ¡y Ozores es Satán!
-Los freaks onanistas. Visitantes asiduos a sex shops de la periferia, ocultan su devoción por las pelis cochinas y protestan en las reuniones de vecinos porque nadie quiere burlar la ley y poner Canal + de tapadillo para todo el vecindario. Pone la excusa de ser un freak cinéfilo, pero en realidad quiere ver entretenidos documentales donde los insectos fornican con música de Mozart. Van a misa todos los domingos.
-Los freaks eunucos.
Como los anteriores, pero reprimidos. Es decir, tienen muy mala leche.
-Los freaks domingueros. Hay más de los que pudiera parecer, y uno puede convertirse tranquilamente en uno de ellos sin reconocerlo. Les gusta, sobre todo, visitar los grandes almacenes o enormes centros comerciales donde compran ropa de oferta que si la llevara su vecino se reirían de él, comen lo que nunca comerían en su casa, ni regalado, y aguantan colas interminables para entrar al cine a ver una película que sale en video al de tres días. Protestan en la cola de la pescadería y suelen ir en chándal.
-Los freaks universitarios. Contentos y radiantes pasean sus cuerpos por los pasillos de la cuna de la cultura, pero a la primera de cambio se convierten en un freak dominguero. Es un fenómeno inexplicable.
-Los freaks moteros.
Su vida es la velocidad y adoran su máquina más que a sus partes nobles. Al menos la limpian más.
-Los freaks cocheros. Como los anteriores, pero con cuatro ruedas.
-Los freaks freaks. Pues eso, freaks.

Nota: este texto es la prueba de que se pueden escribir cientos de líneas sobre la palabra freak sin explicarla. ¿No es maravilloso? Tranquilos, pronto tendremos para un libro.

18 comentarios »

Comment by k06.

faltan los frix cortometrajistas, o es que la diseccion esta hecha a partir de ellos? como maximos exponentes referenciales de frix?
k06.
jojojo

mayo 18, 2006 @ 1:25 pm

Comment by onti

Echo en falta también el empedernido jugador de rol. Cargado con su docena de dados, que se sabe de memoria la fuerza y la resistencia de todos los orcos y nazgul y espera ansioso llegar a nivel 17 para tener ese goloso hechizo de “posesión corporea” que le hará tirarse de una vez a la dama élfica.

mayo 18, 2006 @ 1:51 pm

Comment by Albita

Me parece increible… no me identifico con nada… y es que te has dejado en el tintero… ¡a los frikis roleros! ¡Por el Necronomicón! ¡Por Eru y todos los Valar! ¡Por mi “candado de guerra” y mi “arco X”!
Anda que…

mayo 18, 2006 @ 6:36 pm

Comment by infraser

Ja ja ja ja!!!
Es que cuando lo escribi, hace unos años, igual no existiais aun popularmente porque no os habiais cargado a nadie todavia…

mayo 18, 2006 @ 6:41 pm

Comment by Albita

Por cierto, ese de “posesión corpórea” no (vamos, ni un super-munchkin tiene esos poderes), pero “encantar cuerda”… la de veces que nos ha sacado de pozos, dungeons malditos y demás sitios oscuros y profundos…

mayo 18, 2006 @ 6:44 pm

Comment by neochema

Yo como friki, al igual que el toxicómano he cantado en más de una ocasión aquello de…me estoy quitandoooo…
..pero da igual, sigo disfrutando con el olor a papel añejo y cada vez que tengo entre mis manos VAMONOS AL BINGO del genial maestro Vázquez, susurro eso de… MI TESOROoOO !!!

Y ya si me pongo cebolleta y recuerdo mis noches de niño en el cine de verano en los 70 alucinando con aquellos spaghetti western y películas de Esteso y Pajares, siento que jamás volveré a ser normal!!!

Haré lo posible por sumarme ese día a tan acertada festividad colgando unos cuantos cuadros más frikis todavia en el escaparate de mi tienda, y con un cartel que lo anuncie.

Por cierto, en los coment del cuelgue ¿Realidad o espejismo? queria decir vanidad en vez de banalidad, por eso el cruce de la b por la v.
Si es que…

Ah !!! y eso de no gustarnos el futbol y el deporte en general… no creo que este reñido con el frikismo !!! Visca el Barca !!!!!!!!

mayo 18, 2006 @ 8:05 pm

Comment by REFO

Para qué engañarnos. TODOS SOMOS FREAKS. Y quien diga lo contrario, miente!

mayo 19, 2006 @ 12:03 pm

Comment by FRIKA

Sin ánimo de ofender ni herir sensibilidades….

“friki” dícese del individuo que, casi siempre, reúne las siguientes características:
Feo,Raro,Incipientemente Kalvo,Interesante (en su frikismo o materia que domina)

vamos…al más puro estilo JASP(joven aunque sobradamente preparado…alguien lo recuerda?)aunque aún no se haya visto a ninguno anunciando automóviles…

mayo 19, 2006 @ 1:34 pm

Comment by kourni

No sé, no me queda muy claro esto del frikeo. Considero freaky a todo el que se sale un poco de lo normal, que parece que son pocos porque aquí el borrego número uno siempre llama al borrego número dos y así hasta que te quedas sopa, pero…volviendo, al final… yo no conozco a mucha gente normal, tú con tu pelo, yo comentando lo incomentable, el otro pornadicto…
En fin…creo que esto es lo divertido del asunto
me voy a comer, ya volveré

mayo 19, 2006 @ 1:43 pm

Comment by Dixel

Y lo freak blogeros son una subespecie dentro de los freak interneteros…..Por cierto que dificil es explicar a la mujer con la que te has casado, que tu colección de películas de dvd no es Le llaman Body, mensaje en una botella o el paciente inglés… que las películas disponibles son holocausto canibal, mal gusto, brain dead, y por supuesto… clerks, mall rats o persiguiendo a amy y el resto de Dr. Kevin… un día mi mujer hará un post me temo de cuando vió el armario de dvd de casa

mayo 20, 2006 @ 12:11 am

Comment by MEIGUEST

A mi me encanta ser freak porque me hace reconciliarme con el mundo saber que hay más gente como yo.

Me pregunto si en nuestro día oficial las chicas freakies tampoco debemos hablar con hombres…

mayo 22, 2006 @ 12:05 am

Comment by Albita

Oye, yo soy friki, pero ni fea, ni calva, ni rara (no mucho, al menos). Eso es lo que yo llamo un nerd y yo no soy una de ellos…
SNIF!

mayo 22, 2006 @ 8:06 am

Comment by infraser

Freaks vs. Nerds!!!

mayo 22, 2006 @ 11:24 am

Comment by mary ann

Hey!!! ¿va a haber este año una concentración friki en madrid como el año pasado o algo por el estilo??Contestad por favor.Gracias

mayo 5, 2007 @ 10:22 pm

Comment by infraser

Sí, MARY ANN, y este año parece que va a ser todo bastante más brutal, el día 25 de mayo…

mayo 5, 2007 @ 11:41 pm

Pingback by Infraser.com » Día del orgullo friki

[...] Hoy es el DIA DEL ORGULLO FRIKI. Ya hablé de ello AQUI el año pasado… [...]

mayo 25, 2007 @ 12:22 pm

Comment by ambar

la normalidad no existe!!!
no me averguenzo de eso que parece que soy ( freak acaso??) , disfruto casi orgasmicamente cuando vegeto todo el fin de semana en una maraton de peliculas alquiladas que no voy a recomendar por egosimo…( y despues las compro, pero nunca las miro )

si!!!! y tambien bailo en frente del espejo!!

octubre 10, 2007 @ 12:15 am

Comment by Vikinga

Que pasa que pasa pues yo tb soy friki, pero de las grandes y lo bien que me lo paso yo que eh? eh?
jajajajajajajajajaja
pd: que de parte de maruja limon, que ella tb es friki

mayo 14, 2008 @ 2:42 pm

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>