diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Cine de terror vs. videojuegos de horror

Filed under: Celuloide,Insert coin,Multimierda,Palabrería mística,Toyz — el Miércoles, 17 de diciembre

Un combate con fuego amigo. Desde Nekrogune me invitaron el pasado octubre en Donosti a hablar de cine y videojuegos de terror junto a Arturo Monedero. ¿Qué da más miedo? La actividad formaba parte de HELLBYTES, unas jornadas bien cucas en torno a mis pasiones. El nutrido intercambio de opiniones y anécdotas quedó así…

Asia y las cacas

Filed under: Multimierda — el Jueves, 29 de noviembre

El Centro de Cultura Asiática de Málaga busca jóvenes talentos que se atrevan a crear un trabajo cuya temática verse sobre Asia y su relación con los excrementos. Lo que leen, amigos. Ya conocemos lo que le gusta al personal de ojos rasgados jugar con las cacas de colores. AQUI está la información pertinente sobre tan escatológica convocatoria. ARTE y MIERDA, todo en uno. ¡Como tiene que ser!

Belleza obscena

Filed under: Cocina Caníbal,Multimierda — el Jueves, 28 de julio

Un blog que me pone bastante. Recopila todas mis filias oscuras como en un acto de telepatia. Proyecta mis delirios estéticos. Su lectura me sulibella. Va una imagen de muestra, muchas más AQUI, y un montón de links delicatessen de otros sites ideados para expandir el alma y elevar el espíritu hasta límites insospechados…

Por ahí salgo…

Filed under: Infrafreaks,Multimierda,Saraos — el Jueves, 14 de julio

¡Qué bien nos lo pasamos!

Imagen de previsualización de YouTube

Tus derechos 2.0

Filed under: Multimierda,Palabrería mística — el Lunes, 31 de enero
Imagen de previsualización de YouTube

Pinchando AQUI podéis delitaros con el segundo capítulo de este proyecto necesario… Vean, vean…

Esto…

Filed under: Multimierda,Palabrería mística — el Viernes, 21 de enero

… sí, ESTO, promete lo suyo…

He “customizado” un toy

Filed under: Autobombo,Multimierda,Saraos,Toyz — el Viernes, 19 de febrero

En mi afán no buscado, aunque encontrado, de alimentar mi renacentismo alpargatero del nuevo milenio, ahora me ha dado por “customizar” un toy.

Hoy se expone el muñeco que he garabateado y defenestrado en una muestra organizada por el foro solosontoys.com en la tienda Generación X de la calle Puebla (Madrid). Es una exposición de figuras de supergordo personalizadas por varios autores, entre los cuales está también Mauro y Adrián López, alma máter del proyecto. Se inaugurá hoy a las 20 h, y en el mismo lugar también se podrá ver una retrospectiva con las piezas más significativas de la historia de los art toys: Murakami, Baseman, Obey, Kaws, Byskup, etc. Además, simultáneamente, y dentro de la misma historia, en el bar Picnic de la calle Minas se expondrán fotografías relacionadas con el tema.

Y después de la inauguración de la exposición me pasaré inevitablemente por AQUI a echarme unas risas y reivindicar una vez más la cinefagia.

Wooooooooooooooooooow !!!

Filed under: Celuloide,Multimierda,Saraos — el Martes, 20 de octubre

No hay que perderse ESTO, ¡bajo ningún concepto!

Somos carne comestible

Filed under: Multimierda,Music non stop,Reality Bites — el Martes, 24 de marzo

Fin de semana hiperactivo, de esos que certifican que la vida, si se vive con intensidad, se disfruta más, por supuesto, pero también se fulmina más rápido… vuela…

Inaugurada la temporada de cañas&tapas en exterior día, entre citas gastronómicas de exótico espíritu, liadas con nocturnidad y alevosía, paseo matinal por el rastro coronado con degustación de sardinas y un largo etcétera, entre risa y risa, las dos actividades más esperadas del largo weekend fueron la visita a la exposición de Bacon en el Museo del Prado y el concierto dominical de The Killers.

La muestra de Bacon, sublime, perturbadora, inquietante… Este hombre pintaba a cuchillo sobre el lienzo. Echaba los restos. Sangraba. No faltan en la expo madrileña alguna de sus obras míticas, como el tríptico sobre la crucifixión. De imaginería atormentada, influenciada por el arte cinematográfico, la fotografía rebuscada, la anatomía desatada y sus vivencias en un mundo bélico, siempre caminando de puntillas por el lado salvaje, con la elegancia de un dandy decadente, pisoteando convencionalismos, explorando el lado oscuro de eso que llamamos ser humano, el singular Bacon convertía el óleo en carne con fieras pinceladas que no dejan indiferente.

Lo más inquietante del paseo por delante de la colección mayúscula de escalofriantes (y sugestivas) imágenes fue, no obstante, observar de reojo el tránsito del variopinto público congregado, algunos con la mirada perdida o estupefactos. Como si fueran los pasillos de El Corte Inglés estaba el tema. Algunas familias con niños, incluso carritos con bebé incorporado. Pero no iban a ver una propuesta al uso. El reclamo del Museo del Prado con este tipo de exposiciones, grandilocuentes, hace que se formen colas pobladas por mucho turista accidental, incluso dominguero, que va a ver lo que le echen… porque hay que ir y sale en los telediarios…

Pero Bacon no es Velazquez, o Goya, que, aunque también tengan lo suyo (después de Bacon tocó un repaso a las goyescas pinturas negras), no impactan tanto al personal, más acostumbrado a ver sus cuadros aquí y allá.

¿Por qué me embarqué en ver a Bacon un puente? Porque venía visita de colegueo el finde a casa, y uno es vago para estas cosas, se motiva  más con acompañamiento. Me alegro de la jugada, por ver un doble espectáculo, la magnitud del trabajo del pintor y el estudio antropológico de regalo, un extra impagable, con desopilantes frases cazadas al vuelo como “Venid, venid por aquí, que hay algo de color…” o “Bah, este tío se inspira en Silent Hill”. Algún crío tendrá todavía pesadillas y mirará a sus padres con recelo. Uno se imagina la misma estampa en otras disciplinas, como, por ejemplo, el cine. Se vuelve a estrenar “Cromosoma 3” de Cronenberg en una sala de un centro comercial, a bombo y platillo, y la peña acude en tropel sin saber bien con qué se va a encontrar. Cualquier cinta del director de “Inseparables”, o de Lynch, Buñuel… Por citar nombres algo conocidos. Tremendo.

Imagen de previsualización de YouTube

Sobre THE KILLERS, puedo decir que me lo pasé en grande en el concierto, pero no flipé tanto como la muchachada que gritó y vibró con el comienzo del show, “Human” a tope, el single del último disco, que es bastante hortera en general. Para algunos se acabó ahí el espectáculo. Estoy bastante de acuerdo con ESTA CRÓNICA de El País. Les falta un hervor. Sigo siendo rockero, lo de joven no lo discuto, haw, haw, haw!!!

Sea breve, por favor…

Filed under: Multimierda — el Martes, 11 de marzo
Imagen de previsualización de YouTube
Anotaciones Anteriores »