diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

El Jueves, ¿milagro?

Filed under: Burp!,Garabatos — el Martes, 10 de junio

La ultracorrección política, el cáncer de la creatividad, llama otra vez a nuestra puerta y hace más ruido del necesario al golpearla. El toc toc nos vuelve a recordar, en pleno siglo XXI, que vivimos en un mundo de hipocresía a mansalva, de indocumentados que ocultan a base de soberbia su ignorancia, de aburridos sin sentido del humor, de conservadores disfrazados de progres, de culos cagados, mentes retrogradas y gente que echa la mano a la cartera –propia o ajena- a la primera de cambio.

“El Jueves” ha vuelto a saltar al ring del sensacionalismo. No por lo algo bueno, como nos gustaría. Son nuevamente noticia viral por meterse con las cosas de palacio, siete años después del maltrago de la dichosa portada de los principitos copulando enalteciendo la postura del misionero, metáfora de un país, aquella que llevó a sus autores a los tribunales. El tema es de sobra conocido y ha incendiado las redes. Con el deseo de aportar algo sobre la materia he recuperado algunas declaraciones de Fontdevila y Monteys que recogí en su día para la revista “El Manglar”. Casi una década después de lo acontecido en aquel verano tonto, hemos ido a peor en cuestión de libertad creativa. Las declaraciones de ambos dibujantes son perfectamente extrapolables al conflicto actual. Fueron visionarias en algún punto, lo que produce escalofríos. Reproduzco algunas respuestas, no sin antes recalcar mi absoluto apoyo a aquellos que han dejado el semanario y a los que se quedan aguantando mecha –abajo explico mi conclusión-. De los que puedan entrar a emborronar páginas, atraídos por el olor de la carne cruda en el campo de batalla, prefiero no decir nada. Ellos sabrán. No es nada fácil dejar algo en lo que has creído por principios. Máxime tal y como están las cosas. Por experiencia. La coherencia y el honor son virtudes en peligro de extinción. Portada-Jueves“Supongo que secuestrar una revista en estas alturas de siglo no puede tener otra respuesta que ese gran despliegue”, comentaba en su día Fontdevila sobre el follón mediático, a toro pasado. “Otra cosa son las opiniones que se han vertido al respecto.  A mi me hubiera bastado con que alguien dijera que nuestra profesión es la que es y tenemos derecho a ejercerla, punto. Contrariamente a esto, el que menos nos ha puesto a caer de un burro, que si zafios, que si soeces… En definitiva, venían a decir que, si queremos libertad de expresión, si queremos democracia, hay que soportar estas mierdecillas. Algunos periodistas, a título personal, nos han apoyado, claro, y la profesión, salvo mínimas excepciones, y a nivel de calle, muchísima gente… Esto ha sido lo mejor. Pero lo que es la gente con un mínimo de influencia, digamos, institucional, una vergüenza. Está claro que, si algún día el gobierno sacara una ley limitando el humor satírico, nadie de esas personas movería un dedo por ayudarnos. Esto te hace sentir un poco desamparado”.

Este tipo de escándalos suelen resultar rentables económicamente, pero, a la postre, merman la libertad y es el poso que queda, visto lo visto.La polémica no fue buscada, hicimos lo mismo que hacemos cada semana, y no estamos contentos con el tema”, arremetía Monteys en su momento. “A partir de ahora en los medios se lo van a pensar dos veces antes de hablar de la monarquía, y eso es un paso hacia atrás”. No buscaban la tormenta. “Hemos hecho cosas más subidas de tono, supongo que precisamente porque estábamos acostumbrados a que las altas esferas nos ignorasen, vivíamos en nuestra burbuja”. ¿La corrección política coarta la imaginación o la alimenta? “Personalmente, intento vivir sin tener en cuenta este concepto”, indicaba Fontdevila. “Hay muchos humoristas gráficos, sobretodo en prensa, que le dan mucha importancia, pero los chistes que hacen luego no motivan a nada, queda todo muy inofensivo”. “Entendida como la tendencia generalizada de esquivar cualquier tema que pueda ser mínimamente polémico, ha convertido a los medios actuales en lo que son: un pufo gigantesco”, señalaba Monteys, “Con la censura, por lo menos había un solo señor, o un puñado, a los que había que distraer con algún malabarismo. La corrección política convierte a todo el mundo en un posible censor”. ¿Afectará todo el tinglado desplegado al futuro de la revista?, les pregunté- “La verdad es que el siguiente numero tras el secuestro lo hicimos mandándole pruebas al abogado para que nos aconsejara y opinara, pero así no se puede trabajar, y menos en lo nuestro”, respondió el entonces director. “Hemos decidido seguir como siempre y que sea lo que Dios quiera. Además llevamos bastante cabreo, no nos apetece autocensurarnos ahora”.

rey-juan-carlos-Pretendemos actuar igual que antes del secuestro. Este verano hemos hablado de la monarquía como todos los veranos, que es bastante. La monarquía, al ser profesionales de las vacaciones, en verano multiplican su presencia de forma asombrosa. Como cada año, en El Jueves nos hemos hecho eco de ello: lo contrario nos hubiera parecido entrar en un juego muy triste, algo que, además, nuestros lectores no merecen”.

“Con todo lo que se escribió sobre el tema, ¿porqué todo fue tan epidérmico?”, se quejaba Monteys. “Nadie entró en uno de los grandes temas, creo yo, que la polémica suscitaba: ¿es necesaria la monarquía? Aunque fuera como ejercicio filosófico o como hipótesis remotísima. Eso no se toca. O, ya puestos, y en otro plano de la existencia: ¿cuántas noticias sobre El Corte Inglés habéis leído últimamente?”.

Lo antepuesto son declaraciones hechas en la pasada década. Tanto Monteys como Fontdevila, principales protagonistas de un drama en el candelero que afecta gravemente al mundo del cómic -y al ámbito del necesario humor gráfico-, pueden utilizar las mismas palabras estos días para explicar el último entuerto en el que se han visto envueltos, en los mismos términos, sin cambiar ni una coma. La misión esta vez es luchar para que nada se olvide en cuanto deje de ser noticia. Que no haya que explotar de repente cuando vuelva a ocurrir algo parecido. Proyectos veteranos como el “TMEO”, militando en las trincheras de la independencia, iniciativas como “El Jueves” o “Mongolia”, todo símbolo crítico con el sistema, deben subsistir, más que nunca, en los tiempos que corren, en un mercado editorial convulso. Murió “El Víbora”, pero su espíritu permanece. Somos supervivientes. La cabeza de hidra ha sido cortada, pero de su cuello mutilado saldrán dos más. Y más, y más…

(Ya puestos, otro rescate: AQUI entrevisté a Mayte Quílez, cuando era miembro del consejo de redacción y directora de publicaciones, y a Albert Monteys, cuando era director de “El Jueves”)

El año del cómic

Filed under: Burp!,Desvaríos,Garabatos — el Jueves, 24 de octubre

Hace unas semanas irrumpió en las redes sociales una de esas discusiones que se salen de madre, en este caso por la elección de un DIA DEL COMIC oficial, gracias al cual celebrar una fiesta en torno a una de nuestras grandes pasiones. Algo dije en su momento en respuesta a la polémica pero retomo días más tarde mi pensamiento como consecuencia de cercanos acontecimientos en los que es inevitable darle al coco. En mi caso, y en el de unos cuantos, afortunadamente, vivo un año del cómic desde que tengo uso de razón. El 1 de enero empezará otro, porque así lo siento, y así hasta que se me acabe el aliento. No hay jornada en la que no tenga algún tebeo entre mis manos, en la que no lea nada ligado al arte secuencial, aunque sea un post que analiza alguna noticia o título. No falto a presentaciones y todo evento en torno a la historieta a mi alcance, siempre que las circunstancias me lo permiten, forzando la agenda si es preciso. Ayudo a compañeros a abrirse camino, como ellos lo hacen conmigo, un comportamiento vital, esencial en los tiempos que corren. Organizo saraos que fomentan la lectura y apuestan por la difusión de un medio que necesita cariño. Escribo sobre cómic, firmo entrevistas a artistas y divulgo todo lo que puedo, desde este blog que llega más de un lustro en activo, publicando en periódicos, revistas y donde se tercie, con la finalidad de vivir intensamente lo que me gusta y apostar por fomentarlo 365 días al año.

Spider-Jerusalem

Digo esto, quizás con un inevitable tono poco condescendiente, porque de nada sirve tirarse de los pelos por establecer una fecha que algunos parecen buscar para reafirmar su identidad. No veo absolutamente necesario que exista un número en rojo en el calendario a recordar porque cuatro frikis disfrazados de Superman o Batman salen bailando en los telediarios nacionales, algo contraproducente. No está como prioridad en mis intereses. Me parece estupendo toda iniciativa de apoyo a la historieta, pero la pelea está en el día a día y muchas veces, demasiadas, siento que nos olvidamos de ello, cayendo en discusiones estériles, creando conflictos innecesarios, reyertas intestinas, perdiendo el tiempo en detrimento de lo realmente importante. Porque, compañeros, por la cuenta que nos toca, no veo las charlas con autores en centros culturales a rebosar, por poner un ejemplo claro, ni las pequeñas tiendas de tebeos superpobladas, aunque sea para echar un vistazo. No hay aficionados comprando fanzines como locos empujando a los nuevos talentos. Se reclaman actividades centradas en el cómic para que luego siempre estemos los mismos. Cuatro y un tambor -¿dónde está el público joven?-. Y en estas cosas, sin querer extenderme en opciones, está también el día a día del cómic, la lucha real, aparte de, obviamente, leer, leer, leer, escribir y dibujar. Nuestro año de cómic está en nuestras casas y fuera de ellas. ¡Vamos a aprovecharlo!

Amanecer yonki

Filed under: Burp!,Letrax — el Miércoles, 17 de agosto

Otra entrega lironda para EL BUTANO POPULAR, esa web ultraimprescindible a la hora de la merienda. Me ha salido una HISTORIA DE AMOR (Y APOCALIPSIS) veraniega y anticlerical. Puede leerse al completo AQUI. Van unos fragmentos, como siempre, de aperitivo… Que ustedes lo disfruten…

“Hay anarquía en mi cama y no me quito una imagen perversa de la cabeza. Veo esa escena mítica de Verano azul, donde los protagonistas van en bicicleta sonrientes, como si tuviesen algo molón metido en el trasero. Me la imagino tan bucólica y pastoril como en la serie estival, mil veces repuesta en la ventana electrónica, con esa estética entre retro y camp; pero ellos, los zagales, pedalean con la verga fuera, al aire, mientras ellas, lozanas, lucen cera caliente ya sólida en sus pezones, bajo la ropa veraniega de rebajas que canta a feromona”.

“Se nota sobremanera que anoche acabé en un antro vil, sin avisar, sin queriendo… Estaba lleno de tunos y travestis. Tunos y travelos, no entiendo la conexión. Olía a fritanga. Seguro que también había algún taxista intergaláctico, incluso algún portero de discoteca especializada en música salsa. Odio los ritmos calientes. En el local rugía un piano, como si Dios estuviera ardiendo dentro. La flora y fauna, decadente, peculiar, un zoo de la vida, desempolvó mi torpeza social. Entablé conversación con una ninfa que devoraba pastillas de Mercadona, unas te dejan el vientre plano, otras te aprietan el culo, otras te… Politoxicomanía doméstica. Pre-cánceres. Fumaba pero no olía a tabaco, eso es importante. Gozaba de formas simétricas y ansias de confesión”.

“Hay una imagen colgada en mi muro de Facebook en la que se puede leer MISA NEGRA, en letras mayúsculas, negro sobre blanco. La he visto perplejo recién levantado, con las legañas puestas. Es una especie de grabado antiguo con un dibujo demoníaco mal parido. Al parecer colgué la estampa satánica anoche, retraté la ilustración grotesca con el móvil, yo mismamente. No sé dónde ni cuándo. Es la razón de estas líneas informales. Nacen de una foto realizada por un hombre borracho que ahora busca respuestas. Malditas adicciones”.

Yo y mi puto android

Filed under: Burp! — el Jueves, 28 de julio

Amanecer y comprobar que tu muro de facebook está lleno de chorradas mayúsculas, algunas escritas por ti mismo, la mayoría, y encima hay una foto colgada, hecha con el móvil, de una imagen dantesca donde pone MISA NEGRA, en grande, muy grande. Si no encuentras ninguna razón, ninguna excusa, que explique el oscuro asunto, es que tienes un problema. Los teléfonos los carga el puto diablo. Desde que tengo el sistema android de los cojones en un pepino del carajo es fácil liarla empozoñado de alcohol malo. Es fácil creer que tienes muchos amigos cuando en realidad estás perdiendo a los verdaderos porque en una cena, en una quedada cualquiera, no les haces caso: estás todo el rato dándole a la maquinita. Estás absorto erosionando las teclas a ver qué cosa graciosa se le ocurre a alguien que está al otro lado igual de hipnotizado.

Quiero quitarme. Lo he decidido cuando me han requisado esta mañana el móvil para entrar al pase de CAPITAN AMERICA, esa película vintage de la que hablaré por aquí en nada, y me he sentido desnudo, desvalido… Sin nada que hacer sentado en la butaca antes de que empezase el filme. Sin conexión con el exterior. Perdiendo el interior. Con la sensación intermitente de que algo vibra en tu bolsillo, cuando no llevas nada. A eso se le llama mono, ¿no? En el momento en el que vas al WC y al sentarte a ejercer tu derecho al voto  echas de menos el aparatejo porque no puedes mirar twitter es que la vida se está convirtiendo en un montón de mierda.

Butanazo entre ceja y ceja

Filed under: Burp!,Letrax — el Martes, 19 de julio

Va otra entrega de HISTORIAS DE AMOR (Y APOCALIPSIS) para EL BUTANO POPULAR, esa web de textos punzantes que nadie con dos dedos de frente debería perderse. AQUI está el texto completo. Como siempre, adjunto abajo unos fragmentos de un ataque de prosa delirante, encendida y sinuosa, que habla de ¡¡¡CARNE CRUDA, SPEED Y PETAZETAS!!! Violencia carnal, un enano en llamas, la ouija del mal, jugar es trabajar…

“Tras el umbral, aparece un enano ardiendo. Lo que leen. Un ser contrahecho envuelto en llamas. Habla en un dialecto que no entiendo, como si no pasara nada. Nada grave. El fuego le acaricia las nalgas, o algo parecido, quizás los pezones enhiestos, porque a veces ríe y se rasca las partes nobles muy a gusto. No entiendo lo que dice y no pienso acercarme a escuchar su discurso incendiario. Me da un sobre metálico, cubierto de ceniza. Nunca había visto un objeto semejante, con extraños jeroglíficos que parecen escritos con faltas de ortografía. No entiendo por qué pienso eso si no sé lo que dicen, si no soy capaz de leer nada. Cierro la puerta e intento abrir la carta con una curiosidad inusitada. Imposible. Descubro que en mi mano derecha hay un sello borroso, algo estampado con mala idea, con tinta magenta. ¿Anoche acabé en alguna discoteca de extrarradio? El dibujo de la marca coincide con las inscripciones imposibles de la cédula donada por el pequeño visitante imprevisto adicto a la combustión espontánea. Por fin abro la misiva, con los dientes al ataque, y leo del tirón: “Sobrevalorados terrícolas, he decidido exterminaros. Me he levantado de la siesta cósmica en mi 1.427 cumpleaños y no me caéis bien. Es una cuestión de concepto. ¿Entendéis? Concepto“. Y ya está. El ideólogo que ha perpetrado semejante diatriba apocalíptica, tan trivial como inane, está a por uvas. Mi cerebro ni se inmuta, de hecho ha traducido la sopa de letras alienígena sin esfuerzo”.

“El resacón de metanfetamina me hace pensar en sexo ante mortem. Hubo una época en la que me follaba pijas vengándome de mi pasado, meándome sobre aquellos maravillosos años de instituto donde quería hacer un cóctel molotov con mis tripas y esparcir mi odio por el patio después de zamparme en el recreo una palmera de chocolate blanco. La bollería industrial es muy peligrosa. Por su culpa, las niñas que mean colonia están abonadas a la dieta Dukan. Toman proteínas. Carne y lefa. Les hablas de meterla en caliente y citan la palabra hipoteca. El inseminador que las insemine, buen inseminador será. Un semental de rabo discreto que les limpie el culo cuando caguen agua sucia y el botox no dé para más. Por ahí andan, dándole a las Flores de Bach, comiendo pastillas de nombre impronunciable, fantaseando con un mundo mejor donde no exista la sodomía galopante. Tu boca sabe a polla es lo más bonito que les han dicho nunca. En francés, eso sí. El príncipe azul de cantimploras vacías y calzones de trasgo. Decadente como un parque de atracciones en temporada baja“.

“Molaría montar un casting de coños en Facebook, un evento censurable por los bienpensantes en tiempos de horror de izquierdas. En Tuenti no, no queremos líos. Se me va la pinza y se cae la ropa. No sé cuántos pelos de mujer hay en mi casa, lo cuál quiere decir que tengo un problema, de limpieza, física y mental. Me he perdido, y todo por asesinar a boinazos a un banquero. Quiero sushi, toneladas de atún rojo muerto sobre arroz manipulado. Me han dicho que es un buen antídoto contra la cópula maldita, para aliviar el priapismo y la pérdida de cabello. Pido la cuenta en un restaurante oriental subterráneo elegido a boleo, una vez fulminado el atracón de pescado inerte de diseño, y lo hago dibujando en el aire una verga gorda con el dedo. Cuanto mejor me atienden, más grande es el cimbrel”.

Revolution action !!!

Filed under: Burp! — el Miércoles, 18 de mayo

Algo está pasando, que la gente sale a la calle y protesta. Protesta porque está harta. Y aquellos que siempre andamos diciendo que el personal está anestesiado, no podemos quedarnos mirando sin más. Desde los blogs, desde las redes sociales, se están escuchando voces que antes no tenían altavoz. Se les está viendo el plumero más que nunca a algunos, a los de siempre… Hay nervios, nervio y energía, fuerza y deseo de cambiar las cosas. Es muy difícil combatir al enemigo. Soy de los que piensan que siempre es más eficaz desde dentro, pero todo frente ha de ser aplaudido y bienvenido. Hay que hacerlo.

Ahora es cuando todas esas encuestas que nos meten por los ojos deben tener un sentido, cuando esa juventud parada, sin aparente futuro, y esos universitarios perplejos que se juntan el fin de semana para darle al hedonismo de saldo, esos números y tantos por ciento, deben unir sus deseos e ilusiones y llenar las calles de ruido y furia.

Imagen de previsualización de YouTube

Combatir al enemigo con sus mismas armas, eso les jode. Les jode que ya no puedan controlar la información como antaño. Se les va de las manos. Los medios son también el pueblo. ¿Pasará esta oportunidad de dar una colleja bien dada a los de la poltrona?  Mientras algunos gastan su genio en hacer creer a la masa que cuatro gatos mal peinados son los que hacen ruido, Internet pone las cosas en su sitio para el que quiera huir de la resignación y cuestionar la realidad impuesta. Golpe al sistema. Condenados a luchar. Sin tener que lanzar piedras (de momento). Con un golpe de tecla. Saliendo a la calle, que es de todos (¿de momento?).

Indie-Tex-Mex

Filed under: Burp!,Letrax,Palabrería mística — el Miércoles, 6 de abril

Una nueva entrega de EL BUTANO POPULAR. Llevaba tiempo sin cumplir con una HISTORIA DE AMOR (Y APOCALIPSIS)… El texto íntegro AQUIY va un aperitivo con algunos fragmentos…

“Apenas quedan salas de cine en la Gran Vía de Madrid, lo que antes era su seña de identidad. Todo es Inditex y sucedáneos. Tiendas de ropa para el bienestar de la humanidad. En un futuro que es presente todos vestiremos igual, veremos las mismas películas y comeremos en las mismas franquicias. Todo gracias a la ignorancia. La peor de las armas de control masivo”.

“No veo que la gente se junte para protestar por la invasión de los imperios textiles, por el precio de la ropa y la explotación de niños que fabrican zapatillas de marca. El sistema es así. Funciona por eso, ¿no?”.

“La cultura no siempre es cara, pero al personal se lo parece porque no es capaz de valorarla en absoluto. No hemos avanzado en años. No hay conciencia. Pagar por un dibujo es una estupidez y las entradas de cine son caras. Un cubata no. Unos pañales tampoco, fíjate tú…”.

Pases de prensa

Filed under: Burp!,Celuloide,Palabrería mística — el Martes, 8 de marzo

Vuelvo a la carga con otra entrega butanera, otra Historia de amor (y apocalipsis), esta vez diseccionando la atmósfera viciada que se respira en los pases de prensa. Va un fragmento, y el texto entero, para su disfrute, inefables infralectores, dándole AQUI.

“Los pases de prensa, hablando claro, son un coñazo. Siempre digo a los colegas con ópera prima bajo el brazo que no se les ocurra ir a ningún pase de su retoño de celuloide. Guste o no tu trabajo, al llegar a los créditos finales hay un silencio absoluto. Sepulcral. Además, hay gente que se sale en mitad de la proyección, no sólo porque no le guste lo que ve, si no porque tiene que ir a hacer la compra o a tomarse un café urgentemente, por tomar algún ejemplo tonto. Si analizas individuo a individuo el patio de butacas y escuchas las conversaciones antes de que se apaguen las luces (sí, soy un cotilla), te das cuenta de algo terrible: en qué manos está la película de cara a los medios. La sensación no es de miedo, es más bien de tristeza”.

Otra ración de butano

Filed under: Burp!,Gagstronomía,Palabrería mística — el Miércoles, 16 de febrero

Pinchando AQUI va otra entrega “butanera” de HISTORIAS DE AMOR (Y APOCALIPSIS) Van fragmentos del texto, hoy pelín frívolo…

“No voy a hablar de los Goya porque afortunadamente me los perdí, pero pensar en el evento me ha recordado un tema de notable interés gastronómico muy vinculado: los cocktails de rigor que acompañan a este tipo de saraos, donde los canapés vienen y van y la bebida sobra hasta a los más bolingas. Personalmente, cada vez me dan más pereza este tipo de citas, donde te encuentras con todo hijo de vecino y hay que dar conversación hasta al gotelé de las paredes. Cuado estás en una fiesta y evitas saludar al personal, es que algo pasa. Ese soy yo, avisados quedan, pero no sé qué contestar cuando me pregunto a mí mismo por qué suelo acabar pringando en alguno de estos festejos, a veces por compromiso, otras por trabajo, otras por… ¿agarrarme una buena mierda de gorra?”.

“Finales de los 90, ¡qué tiempos de derroche! Con la aparición de grandilocuentes tiendas virtuales que quedaron en nada, webs de cultura despistadas ante la realidad (¿qué fue de loquesea.es?), canales temáticos sobrepresupuestados, magnates y mecenas de ideas visionarias fuera de onda… Todo quedó en nada. Bueno, en una buena manada de jóvenes ejecutivos en la cola del paro tras haberse devorado una pasta gansa”.

Butanissimo

Filed under: Burp!,Letrax — el Lunes, 24 de enero

AQUI encontraréis una nueva entrega de HISTORIAS DE AMOR (Y APOCALIPSIS) para EL BUTANO POPULAR, esa web que nos viene bien como ejercicio de catarsis a una cuadrilla de entrañables gruñones que nos ahorramos así el psicólogo.

Van a continuación algunas frases de mi delirante texto, donde he tirado en algún momento de escritura automática y me he basado en algunos de mis estados de Facebook

“Mujeres, armas y sustancias ilegales, no necesariamente por este orden. Es todo lo que necesito para sobrevivir. Nunca salgo de casa sin el bate de béisbol. Es dejarte llevar por la furia. Es darte cuenta de que este planeta está lleno de ruido. Es jugarte el pellejo a diario”.

“ARMAS PAL PUEBLO… Es un lema molón. Dale armas al pueblo y se matarán entre ellos, se pegarán un tiro en la sien. Es de cajón. Es como echarle un pulso a un leproso. Es como escuchar el sonido de la muerte a escala industrial sin pensar que cuando vas a comprar el pan es uno de los pocos momentos del día en el cual sabes con certeza a lo que vas”.

“Oligofrenia en estado puro. Es un estado de gracia. Huele a miedo. Es meterse el criterio por el culo y excretar en serie. Es una fábrica de terrores cotidianos que trabaja a destajo sin licencia. Es beberse sin respirar ocho litros de líquido místico sin pasar por la casilla de salida y sentir que una gigantesca piedra amarilla apenas se nota debajo del sofá”.

“Vivo de puta madre. Es aceptar la condición de circunspecto burgués. Me dan pena vuestros hijos, que van a tragar más infamia que nosotros, con o sin guarnición. Es querer ser un anarquista de salón. Es matar a la imaginación. Es hacer política de la defecación”.

Anotaciones Anteriores »