diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Holy Motors

Filed under: Celuloide — el Viernes, 16 de noviembre

Al cineasta Leos Carax, o lo amas o lo dejas. O lo vives, o no le prestas atención. No hay vuelta de hoja. Su última propuesta, premiada en Sitges, ha de verse con ganas. Hay que dejarse llevar por el ritual. Hay que creer antes de ver. De lo contrario, como espectador, puede sufrir un cortocircuito sin posibilidad de arreglo. “Holy Motors” es una deliciosa avería en el modo de representación habitual del cine. Es una de esas propuestas personales e intransferibles que crecen en nuestra mente una vez se apoderan de ella. Macerar su visionado, dejar pasar los días mientras sus imágenes flotan en nuestra psique, permite asimilar la película con una mayor sugestión, aceptarla y degustarla al máximo. No es, por tanto, plato para todos los gustos.

“Holy Motors”, como la reivindicable “Cosmópolis”, dos cintas de nuestro tiempo, transcurren en parte en el interior de una limusina. Carax nos propone un viaje sin ida, sin vuelta, hacia todo y nada. Un juego entre la realidad y la ficción que dice mucho del ser humano, de su comportamiento, aquí y ahora. La excusa es un día en la vida del Señor Oscar, un enigmático personaje que vive varias vidas en una sola existencia. Va saltando de rol en rol ante nuestros ojos, sin que sepamos dónde están las cámaras. Una pieza maestra que ha de fundirse en nuestra retina sin prejuicios.

(Del GPS de EL CORREO)

3 comentarios »

Comment by Kacho

La he visto y sin poder afirmar que es una mala película, solo puedo decir que me ha parecido un coñazo infumable sin pies de cabeza. Me he aburrido como una ostra. La historia empieza y acaba en la sinopsis y verla no me ha aportado nada. En serio, ¿por qué es tan grande? No sé dónde acaban mis -honestamente escuetos- conocimientos cinematográficos, que no consigo ver su genialidad y su maestría.

noviembre 17, 2012 @ 12:21 am

Comment by Kacho

También he de decir que según voy digiriendo la película, me van gustando más cosas, la teatralidad de todas sus escenas, su mensaje subyacente… Pero sigue pareciéndome soberanamente aburrida. Es como si hubiese ido a una exposición y me hubiese prendado de algunas obras, pero como si el conjunto se me hubiese hecho eterno.

noviembre 17, 2012 @ 1:35 pm

Comment by infraser

“La historia empieza y acaba en la sinopsis ”

Ya empezamos mal, no funciona con el planteamiento, nudo y desenlace, va, afortunadamente, por otro lado…

No me aburrí en absoluto, pero tampoco con “Cosmópolis”, o entras o no entras, pero no pasa nada, la vida sigue… como bien deja claro “Holy Motors”.

El cine son también sensaciones y tiene detalles maravillosos…

noviembre 17, 2012 @ 4:51 pm

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>