diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Donosti mon amour

Filed under: Celuloide — el Miércoles, 26 de septiembre

Días de exceso de curro, la locura de septiembre…

Aún así, saqué un hueco el fin de semana para escaparme al festival de Donosti, a ver con excitación la nueva película de David Cronenberg, devorar pintxos, saludar a compañeros de cinefagia y a reconciliarme por unos días con el celuloide, que últimamente nos tenemos muy abandonados ambos dos.

EASTERN PROMISES, la nueva propuesta del gran Cronenberg, el director más personal del momento, capaz de coquetear con todas las consecuencias con el cine comercial, aunque les pese a muchos, firma un thriller brutal, con algunas imágenes de extrema violencia que chocan con otras almibaradas impropias de su filmografía.

Disfruté del pase, con una dirección de actores magistral, un retrato gris de Londres digno de elogio, y algunas escenas marca de la casa que nos recuerdan que hay un autor detrás, pero me dejó perplejo el final de la historia, y algunos toques sensibleros muy alejados de la filosofía cronenbergiana. O se ha hecho mayor de golpe, o ha querido contrastar aún más las escenas ultraviolentas con los momentos pasteloides.

A pesar de la extrañeza que me embargó al finalizar la proyección, con un clímax cortante, hay secuencia memorables, de esas que no se olvidan, entre ellas una pelea a muerte en una sauna que parece un acto sexual. No quiero estropeársela a nadie, al loro con el cabrón de Cronenberg en el último tramo de la cinta…

Imagen de previsualización de YouTube

No falté, como cada año, al pase de Kimuak, donde se proyectaba LIMONCHELLO, corto co-producido por Arsénico donde está implicado Cobeaga. El pase fue irregular. Si fuera un joven cortometrajista vasco me mosquearía: siempre cogen a los mismos. ¿Tan malos son los demás? Pues igual, y es lo que hay.

La verdad es que me trago por cuestiones profesionales miles de cortos, y aunque algún trabajo de la selección de este año no me convenza, no puedo negar que Kimuak están muy por encima de la media y se lo curran mucho. Eso sí, no aguanto los cortos con un interfecto andando en bicicleta o paseando de espaldas por un camino de piedras. Se me antoja rancio antes que intenso y vital. Recordemos uno de mis posts más celebrados pinchando AQUÍ (por cierto, me gusta bastante el fragmento de Luis A. Berdejo incluido en Limonchello).

Después de Kimuak, una prueba de fuego: PLOY. Una cinta tailandesa, de esas que empiezan bien, con una premisa atractiva, y derivan hacia la nada, con silencios tediosos y giros patateros. Es una de esas películas que hay que hacer ver a alguien que se cree que cuando vas a un festival todo es MARAVILLOSO, haw, haw, haw!!! Que cansa, coñeeeeeee…

Por supuesto, en la visita a Donosti no faltó el atracón de tarta de queso de La Viña, la mejor del planeta. Y el sábado, como colofón, cenorra en gratísima compañía en la taberna de Morgan, para recordar viejos tiempos, cuando arrasábamos con toda su bodega en aquella éntrañable época en la cual la Semana de Cine Fantástico y de Terror nos acogía con los brazos abiertos, como hasta ahora, pero no existía, o estaba callado, ese aburrido sector del público que protesta ante el más mínimo desmelene en la sala del Teatro Principal, una de sus señas de identidad más personal. Soy consciente de que estoy apuntado en tinta roja en su lista negra, y a mucha honra, porque por culpa de la represión pija de los últimos años la mítica Semana esta adquiriendo un espíritu parroquial muy preocupante… ¡A ver qué pasa este año, que volvemos a Donosti dentro de nada!

9 comentarios »

Comment by toby

Aclaremos una cosa, que creo que antes no se me ha entendido bien. A mí el último Cronenberg me gusta, Spider es un mongólico pastel cargado de pretensiones hueras y de calidad ínfima (por tratarse de Cronenberg), pero me gusta, que soy de los que defienden a capa y espada Una historia de violencia. Me encanta ésa película. Y lo que más me gusta de ella es que hay mucho de Cronenberg en la forma (maravillosa forma), pero es preocupante que tenga poco de él (aunque tampoco es que ande escasa, lo que se dice escasa) en el fondo (de otro será, porque ese Cronenberg que cambiaba por completo el carácter de sus patéticos y trágicos protagonistas, no cambiaba a éstos realmente, los mutaba con otras mierdas ajenas a sus organismos, ya sea con chatarra de coche estrellado pringada de semen, artilugios quirúrgicos ultramodernos, televisores, maquinas ideadas por mad doctors trasnochadores y demás hostias. En Una historia de violencia a Vigo Mortensen le vemos sólo unas pequeñas marcas cronenbergianas, casi fútiles). El grave error de las últimas películas de Cronenberg consiste en que no están escritas por él mismo, y eso a mí me toca los huevos. Cuando voy a ver una película de Cronenberg, quiero ver una película de Cronenberg, o sea, que esté escrita o co-escrita por él mismo. Faltaría más que un director con tan curtida experiencia no hiciera cosas bonitas de putos encargos. Pero yo no quiero encargos dirigidos por Cronenberg, quiero películas de Cronenberg.

septiembre 26, 2007 @ 2:00 am

Comment by Katamotz

Totalmente de acuerdo con la escena de la sauna, sin duda lo mejor de toda la peli. Y también de acuerdo con la situación pastelosa del final, que no creo que hiciera falta tener que mostrarlo todo, uno ya se puede imaginar lo que hay en esa relación.
No se si me he explicado para aquellos que la hayan visto sin spoilear nada.

septiembre 26, 2007 @ 9:47 am

Comment by lody

Quén envidia me da usted…!!!
pero creo que este año sí! por fin! Semana de cine fantástico y de terror!!!
weeeeeeeeee!!!

septiembre 26, 2007 @ 9:55 am

Comment by chema

El punto gastronómico me pone los dientes largos.

septiembre 26, 2007 @ 1:02 pm

Comment by Dani Lebowski

Ay Dios, que risa con su post sobre los cortos intimistas.

Como diría Eli Martín: ¡Di no a los cortos sociales!

septiembre 26, 2007 @ 3:36 pm

Comment by farlopyn de los bosques

Bueno eso de ke volvemos a Donosti dentro de nada….
A ver si me levantan el veto…
Otra silla vacia para Farlopyn

septiembre 27, 2007 @ 10:24 am

Comment by TWILIGHTKID

Ya le advertí sobre Ploy, señor Crespo. Y a su encantadora acompañante, por cierto.

septiembre 27, 2007 @ 11:09 am

Comment by Albita

Jo, que envidia me dais… Ojala pudiera ir a la Semana de Cine de Terror. Aqui nunca pasa nada demasiado interesante. Con eso de que cierran los bares a las 12, no da tiempo a que ocurra algo divertido…
Que tal acogida tuvo Limontxelo? Seguro que buena, no?

Pd.:Nunca te veo por el Messenger. Os echo de menitos. Snif! :(

septiembre 30, 2007 @ 1:21 pm

Comment by EL TIO CALAMBRES

Pues a mí, la verdad, la película de Cronenberg me dejó un gusto rancio que sólo pude quitarme de encima con la ya antológica tarta de queso de La Viña y alguna delicatessen similar. Rancio, tan rancio como el Festival en general, de un tedio moderniqui tirando a insufrible… Este aspecto de festival diseñado por un joven creador catalán me aterra un poco, pero desde hace unos años está asentado y el personal parece pasarlo txatxi piruli. ¿Dónde habrán quedado aquellos ciclos antológicos dedicados a la comedia italiana o a Eloy de la Iglesia? Ah, estimados amigos, me temo que se han convertido en algo impensable a estas alturas. Mientras quede algún director yonqui-chic que homenajear…

Por cierto, que en la rueda de prensa pandió el cúnico cuando Cronenberg dijo que NI SABÍA que se le había dedicado un ciclo en Donosti el año pasado. A) ¿Tan elevado está su ego que ya ni repara en estas cosas? B) ¿Tanto pavor le causó la publicación por Vds. redactada que ha decidido olvidar el asunto?. Rellenen en la casilla que consideren más plausible.

Las cosas de la vida.

octubre 2, 2007 @ 2:45 am

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>