diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Cronenberg en Donosti

Filed under: Celuloide — el Viernes, 21 de septiembre

Prácticamente un año después de que la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián le dedicase, sin su excelsa presencia, una completa retrospectiva y un libro sobre toda su carrera, el personal cineasta canadiense David Cronenberg visita el Zinemaldi con su última película bajo el brazo. Eastern Promises (Promesas del Este) ha inaugurado una nueva edición del festival de cine donostiarra con un elenco de lujo: Viggo Mortensen, Naomi Watts y Vincent Cassel. Este esperado thriller dramático con la mafia como telón de fondo sigue la estela de Una historia de violencia, anterior paso en la filmografía de uno de los directores más controvertidos del cine de habla inglesa.

Cronenberg es uno de los máximos exponentes del cine fantástico de autor contemporáneo. Su ojo tras la cámara comenzó nervioso, con producciones de bajo presupuesto adscritas al gore como Vinieron de dentro de… o Rabia, antes de filmar clásicos de la historia del celuloide como Inseparables o el remake de La mosca. Bautizado por méritos propios como una rara avis en el actual panorama cinematográfico, su firma es una marca de fábrica, a ratos depravada, siempre renovadora, que ha ido mejorando técnicamente con el paso del tiempo, un importante avance hacia su aceptación como cineasta serio, abriéndose a audiencias diferentes.

A partir de la indispensable Inseparables, el trabajo de Cronenberg comenzó a ser mejor considerado por la crítica, hasta su actual status de auténtico gourmet del fantástico, especialista en mostrar el lado oscuro del ser humano. Es capaz de retratar con su cámara la inquietud que corroe el alma humana, casando perfectamente con el ideal de artista que expulsa sus monstruos. Maquina en silencio como diseccionar nuestra existencia. Ordena nuestro caos interior y lo plasma sobre celuloide con inventivas escenas que funden la perversión y la angustia. Es un cirujano de lo imposible, de los miedos y anhelos que se agarran como parásitos a nuestro cerebro, como bien demuestran obras inconfundibles, de mirada intensa y atmósfera desasosegante, de la talla de M. Butterfly, Crash o Spider. Por el camino, experimentos arriesgados como la adaptación imposible de El almuerzo desnudo, la mirada irónica a su mundo de la mano de eXinstenZ, o las impactantes Scanners, La zona muerta, Videodrome

Cronenberg es, sin duda, uno de los pocos autores de actualidad que mantiene íntegra su identidad, aunque coquetee con el lado más comercial de la industria en trabajos de última hornada como Una historia de violencia, un implacable puñetazo al sueño americano, o la inminente Eastern Promises.

5 comentarios »

Comment by toby

eXinstenZ era una golasa y fascinante vuelta al Cronenberg auténtico de sus primeras películas y una secuela indirecta de Videodrome. Spider fue una tomadura de pelo y un truño pretencioso que parece más profundo y excitante de lo que en realidad es. Una historia de violencia es una obra maestra, pero, espiritualmente, está más cerca de Fritz Lang que del mismísimo Cronenberg, el que siempre fue un género en sí mismo, incluso en sus pelis menos personales como La zona muerta y, apurando, M. Butterfly. Ahora ha hecho una de gangsters que a saber qué promete. Yo no me alegro por él. Ese tío que siempre se las sacaba de la manga para deformar y corroer el alma y la carne, parece haber desaparecido ya. Por muy sofisticado y poco sutil que se muestre, no creo que nos vaya a endiñar otro ruidoso y anonadador Crash, nada con la grandeza de La Mosca y nada con el sentimiento atroz de The Brood. Mientras continué así, le pueden dar por el culo. Amo a aquél. Este sólo me gusta, y a ratos. Prefiero prestar mi apoyo y amor incondicional a agradable y misericordiosa gentuza como el Friedkin de Bug, esa maravillosa y brutal locura con más fuerza e intríngulis que lo último que ha estado guisando Cronenberg, aquél señor que ahora es señorito.

septiembre 22, 2007 @ 3:57 pm

Comment by Gallas

¿Te ha firmado tu libro? ¿Se lo has regalado? Je…

septiembre 23, 2007 @ 8:57 pm

Comment by La-Ruina

Yo sigo siendo MUY FAN de Cronenberg.

septiembre 24, 2007 @ 6:19 am

Comment by barquero

Pues el otro día fui a ver Death Proof en los Ideal y proyectaron el trailer de Eastern Promises, que me resultó bastante esperanzador. Vale que David se haya alejado definitivamente de los postulados de la nueva carne, pero la violencia sigue diendo el motivo central de su discurso. Ahora sus películas son más bonitas, más académicas y menos incómodas, puede que haya cambiado de estética pero no de mensaje, de forma pero no de fondo. Simplemente, ofrece tipo de agresividad. Esto deseando verla, sin el canadiense los amantes del género nos quedaríamos huérfanos.

septiembre 24, 2007 @ 9:58 am

Comment by infraser

No veas la nueva peli de Cronenberg, TOBY, te va a doler mucho.

Yo estoy con BARQUERO, y LA-RUINA, soy MUY FAN de este tío, hay que defenderlo… y entenderlo, que ya es un señor mayor y no va a estar toda la vida dándole al gore porque sí… Joyitas como el corto CAMERA, que no tiene mucho tiempo, me pone los pelos de punta, me emociona… Y EASTERN PROMISES es un ejercicio de género apabullante, aunque se pierde en su último tramo, sic! Todo no se puede!!!

Leeros el libro que sacamos el año pasado, kontxo!!!

http://www.infraser.com/weblog/2006/12/22/regale-cronenberg-por-navidagh/

P.D.: GALLAS, no me topé con el interfecto, ya sabes que no soy nada mitómano, aunque ya tuve la suerte de verle cerca en su día en Donosti…

septiembre 25, 2007 @ 11:43 pm

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>