diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Capitán América, rey del vintage

Filed under: Celuloide,Garabatos — el Viernes, 5 de agosto

Ha arrasado en su primer fin de semana en la taquilla estadounidense, todo lo contrario al fiasco de Green Lantern. “Capitán América”, el héroe patriotero por antonomasia, salta a la gran pantalla dejando atrás sonrojantes adaptaciones que es mejor olvidar, a no ser que se tomen por comedias de humor involuntario, un género a reivindicar. Marvel está ganándole la partida a DC en las salas. La dura pugna entre ambas casas editoriales, las más grandes del planeta en temática superheroica, se extiende del papel al celuloide. Sólo Batman hace sombra a los héroes creados por Stan Lee y compañía en su paso del cómic a los fotogramas. Veremos qué pasa en un futuro cercano, porque la ofensiva exprimiendo al máximo la cabecera de Los Vengadores está dando sus frutos a La Casa de las Ideas. Poco a poco están presentando individualmente a los miembros del supergrupo, a la espera del estreno de la que probablemente será una de las películas del próximo año, ya anunciada a bombo y platillo.

Se ha convertido en un divertido pasatiempo esperar al final de los créditos de los lanzamientos de superhéroes made in Marvel para contemplar una escena extra, una suerte de secuencia bonus, que lanza un guiño a los seguidores del cómic y promociona, de paso, la siguiente cinta del lote aventurero que llegará exultante a la cartelera. Un huevo de pascua que en “Capitán América” se convierte en un tráiler en toda regla. Dirigida por Joe Johnston, un realizador que ha firmado divertimentos como “Jumanji”, la película se apunta sin querer, por su contexto, a la moda vintage. Transcurre en los años 40, todo un aliciente desde el punto de vista de la dirección artística. Las imágenes de Norman Rockwell cobran vida, iluminando una estética que llama a la nostalgia. Un look aplaudido en los últimos tiempos, que arropa a un justiciero tan reconocido como repudiado en ciertos círculos. Su talante de defensor absoluto del sueño americano ha dado pie a polémicas que quedan aparcadas, o hábilmente camufladas, en la propuesta que nos ocupa, un entretenimiento ante todo.

“Capitán América” goza de un comienzo excelente, su planteamiento marca un ritmo loable que va perdiendo fuerza, curiosamente, en los combates de la parte final. Sin embargo, el relato acaba muy arriba, con un cliffhanger magistral, emocionante y contundente que es mejor no estropear. Los artífices de esta gran producción, plagada de efectos visuales, no han dejado de lado la parodia inteligente en algunos momentos del film. Se ríen a conciencia de los defectos del héroe, de su tufo americanoide, ofreciendo algunas de las escenas más divertidas del conjunto. Es imposible no acordarse de “Rocketeer” cuando estamos viendo una historia narrada en imágenes que viene firmada por el mismo director, cuya elección no puede pasar desapercibida a la hora de entender globalmente el producto.

Chris Evans –más inspirado que en “Los Cuatro Fantásticos”- encarna al superhéroe protagonista, un tipejo enclenque obsesionado con alistarse en el ejército del país de las barras y estrellas que acaba siendo el conejillo de indias en un experimento militar que lo convierte en un supersoldado. “No tiene súper poderes especiales, sus poderes son básicamente lo que puede hacer el ser humano, pero llevado a un grado de perfección física”, comenta el director del filme sobre el Capitán América. “Tengo que decir que eso es lo que más me llamó la atención del personaje y me atrajo a hacer la película. Va de un chico que, en cuestión de minutos, pasa de ser un debilucho de 53 kilos, al espécimen humano perfecto. Y como tal, tiene que enfrentar un montón de cuestiones, tanto físicas como psicológicas, y me resulta interesante explorar esos temas y problemas y enmarcarlos en una trepidante historia de acción”. El actor principal, al que respaldan grandes nombre propios como el de Tommy Lee Jones, experimentó cierta reticencia cuando le hablaron del proyecto. El alcance y la magnitud del compromiso le dio un poco de vértigo. Así lo cuenta: “Estaba asustado y nervioso, esta es una propiedad importante para Marvel y un personaje querido por muchos fans. Mentiría si dijera que al principio no me sentí abrumado, pero es un honor interpretar a este personaje y realmente quería hacerlo justicia”. Para ello se documentó leyendo todos sus tebeos. Atención a Hugo Weaving en la piel de Cráneo Rojo, el famoso supervillano de la función, al mando de Hydra, una organización sin escrúpulos que planea dominar el mundo por encima de Hitler, a quien presta sus servicios en plena Guerra Mundial.

LOS VENGADORES

Para Marvel explotar la serie “Los Vengadores” está siendo una maniobra de marketing magistral. Lanzar, o reflotar, a algunos de los grandes héroes de sus publicaciones en les está funcionando bien en taquilla. No en vano están basándose en los tebeos que han renovado al conocido dream team de paladines de la justicia en el terreno del cómic, con el guionista Mark Millar a la cabeza. Su saga “The Ultimates” es una superproducción cinematográfica en viñetas que pulveriza el dicho “el cómic es el hermano pobre del cine”. No obstante, la versión cinematográfica se centra más en el espectáculo, apostando por el gran público.
“The Ultimates” es una revisitación de los Vengadores. Una reubicación en el tiempo y el espacio. Una revitalización a conciencia que presenta al conocido grupo de justicieros, al servicio del gobierno y la humanidad, como seres humanos, con poderes, pero también con sus problemas, miserias y contradicciones. El Capitán América es un patriota rancio, un supersoldado fruto de un experimento, incapaz de adaptarse a la vida moderna tras haber permanecido varios años congelado, desde la Segunda Guerra Mundial, cuando todos le creían muerto. Thor es un pacifista ex-psicótico, amante de la ecología, que cuando le toca batallar se erige como el miembro más sanguinario de todo el lote. Iron Man es un ricachón bravucón, alcohólico y autodestructivo, que sólo piensa en la fama que le pueden dar sus gestas y en las posibilidades del márketing. La Avispa sufre los malos tratos físicos de su pareja, el Hombre Gigante, un científico envidioso con delirios de grandeza. Hulk es una especie de King Kong desatado, paleto y embrutecido, que destruye todo a su paso y machaca al personal hasta el punto de comerse sus vísceras, sin importarle en qué bando esté. Una tormenta de conflictos, situados en el marco de una invasión alienígena con conexiones nazis.

***Del GPS de EL CORREO, aquí sin cortes, versión extendida…

1 comentario »

Comment by Roberto

Está todavía no la he visto, pero me gusta lo del look ‘vintage’, aunque como ya he dicho alguna vez no soy seguidor de los superhéroes en cómic.

Sugiero que comentes algo de la supuesta imagen de “”Catwoman”" (así con dobles comillas) de The Dark Knight Rises que circula por ahí.

agosto 6, 2011 @ 3:39 pm

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>