diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Wild Things

Filed under: Celuloide — el Domingo, 17 de enero

Una delicia. Así se puede calificar, para no andarse con rodeos, la última película de Spike Jonze, uno de los cineastas más originales y arriesgados del momento. “Donde viven los monstruos” no es un cinta infantil al uso, como no lo es su texto de partida, el cuento escrito y dibujado por Maurice Sendak, un superventas en EE.UU. Estamos ante una propuesta excéntrica, capaz de cautivar a grandes y pequeños a base de aventuras y fantasía sin la necesidad de caer en el tópico. En estas fechas abunda el cine para todos los públicos, sobran los filmes de animación para toda la familia, con lo cual puede ser difícil que una producción tan poco común se abra camino en nuestra cartelera, pero hay que apostar por abrir la mente de los espectadores que dan sus primeros pasos en la sala oscura y ofrecerles la oportunidad de dejarse llevar por un relato fascinante que explora, precisamente, la infancia y los sueños.

La singular “Donde viven los monstruos” tardó en estrenarse. No sabían bien cómo venderla, como suele ocurrir cuando un filme es arriesgado y diferente. Jonze tuvo que rodar nuevos planos y remontar la película para terminar de convencer a Warner. El primer fin de semana de su estreno logró superar las expectativas, alcanzando la cifra nada desdeñable de 35 millones de dólares. El director de “Adaptation” ha conseguido así cumplir con el sueño de adaptar su cuento favorito. “Mi madre me lo leyó cuando tenía cuatro o cinco años”, señala. “No recuerdo en qué habitación estaba; no recuerdo exactamente dónde estábamos, pero sí claramente los dibujos y su voz cuando me leía aquellas palabras. La obra de Maurice tiene algo que te seduce, entras en el mundo que ha creado y te conviertes en el protagonista. Siempre he adorado ese libro”. El travieso Max lleva el peso de la historia. Se siente incomprendido en casa y por ello se refugia en su imaginación, viajando a una isla donde habitan extrañas criaturas, un lugar mágico donde el niño será nombrado rey, una tarea más difícil de lo que parece.

“¿Quiénes son los monstruos?”, se preguntó Jonze en los inicios del proyecto. “Son las emociones descontroladas. Cuando yo era pequeño, me asustaban mucho las emociones incontenibles, mis propias emociones incontenibles y las emociones de las personas que estaban alrededor de mí. No las comprendes y son fuertes e incontrolables. En cuanto se me ocurrió la idea, me pareció muy obvio e inherente a lo que había creado Maurice”. Los monstruos son a la vez una metáfora y una manifestación física de la olla a presión que contiene las emociones que un niño pequeño puede experimentar: felicidad, ira, afecto, soledad, alegría, frustración y tristeza. A veces, algunas de ellas colisionan.

CINEASTA RARA AVIS
En realidad se llama Adam Spiegel, pero un buen día decidió que el nombre que le daría la fama sería otro. Antes de saltar a la pantalla grande, Spike Jonze se labró una brillante trayectoria filmando videos musicales para artistas como Beastie Boys, Dinosaur Jr., Sonic Youth, Björk, Daft Punk y un largo etcétera. Creador del transgresor programa de televisión “Jackass”, actor ocasional en cintas como “Tres reyes”, con “Cómo ser John Malcovich” y “Adaptation” el inusual Jonze se ganó la etiqueta de autor, despuntando en un panorama cinematográfico donde apostar por nuevas estéticas y no dejar indiferente al espectador no siempre recibe recompensa. Fue pareja de Sofia Coppola, que le lanzó alguna que otra puya en “Lost in Translation” (el tontorrón noviete de Scarlett Johanson está basado en su persona).

Texto rescatado, tardíamente, publicado en EL CORREO. De paso recomiendo pinchar en ESTE ENLACE, donde hay un artículo con algunas declaraciones de mi cosecha, hablando de la “oscuridad” de algunos títulos realizados supuestamente para el público infantil, con la excusa del estreno de la película. Los comentarios son tremedos…

8 comentarios »

Comment by gallas

A mi me ha encantado!!! Es preciosa!!!

enero 17, 2010 @ 10:29 pm

Comment by Goio

Es una maravilla, coño. No pude verla en cine y me la cepille ayer por la noche, y un la estoy paladeando.

Hablando de los cines, no se en otras ciudades, pero en Coruña no duro una mierda con horarios sensatos.

enero 18, 2010 @ 1:26 am

Comment by A. Romero

Esa película es un milagro, casi en todos los sentidos. Como mínimo en el artístico y en el “industrial”. Comercialmente… imagino que no tanto.
La experiencia con mis niños (alegres lectores de los “CortoCuentos”, por otra parte) ha sido la siguiente.
Por un lado el niño, de 9 años, se vino a verla con gusto. Salió satisfecho, aunque en unas cuantas ocasiones se estuvo retorciendo en la butaca y sé a ciencia cierta que se emocionó mucho menos que yo (lo siento por Bogart y Bacall, pero donde se ponga la despedida de Carol, que se quiten todas las demás).
Por otro, la niña, de 11, no quiso dejarse ver entrando a una sala en la que proyectasen algo con semejante apariencia externa. Supongo que para ella las Wild Things, a simple vista, no están muy lejos de ser Teletubbies hirsutos. Y sin embargo, estoy seguro que cuando vea la película en la minúscula pantalla de nuestro televisor, conectará emocionalmente con ella mucho mejor que su hermano.
Ahí está el milagro. ¿Cuál es el target de esta película? Porque me da la impresión de que el público que mejor podría entenderla, los niños que están dejando atrás la infancia, o los viejos semiputrefactos como yo que tienen muy presentes esas emociones, no son los más propensos a comprar entradas para lo que podría parecer una bobería de amorosos monstruítos cantarines.

enero 18, 2010 @ 9:14 am

Comment by infraser

Está claro que este tipo de películas tienen difícil definir su público, como “Cortocuentos”, jaja!

enero 18, 2010 @ 11:57 am

Comment by Angel

EL personaje de Carol me pareció de los mas trabajados de la película, puesto que a veces era entrañable y otras un pequeño loco incapaz de aceptar los cambios. Me parecio tan tremendo como la realidad, cuando no quieres que las cosas cambién y no eres capaz de aceptarlo y hace que a veces te comportes como un capullo, supongo que es el paso de la adolescencia pero creo que también se produce en la madurez. Gran peli.

enero 18, 2010 @ 12:09 pm

Comment by bubben

Da gusto ir al cine y ver estas delicias.

Peliculón con además, una buenísima banda sonora.

enero 18, 2010 @ 1:51 pm

Comment by JONFLAMINGOS

Me gustó la película, pero sinceramente me esperaba algo más. Me gusta más el cuento de Maurice Sendak con esos dibujazos!!!

enero 18, 2010 @ 2:59 pm

Comment by Roberto

De entrada me gustó mucho, aunque al cabo de unos días pensé que podría haber tenido un poquillo más de trama o algo que le diera más vidilla. Ya sé que el libro es muy breve pero bueno.

Pero la estética de los monstruos y la actuación del niño me fliparon. Yo me creía más a estos monstruos, por más que parezcan de los Fraggel, que a los Na’vi de Avatar. Es la diferencia de que algo sea tangible o por ordenador. Aunque sea una caricatura, es “de verdad” y sentías que podías abrazar a los bichos y que estaban ahí.

enero 19, 2010 @ 1:06 am

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>