diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

Que viene el coco

Filed under: Celuloide — el Sábado, 5 de enero

El coco, el hombre del saco, el hombre alto… ¡el hombre de las sombras! El mismo monstruo con diferente nombre. Un ser pérfido que habita en la oscuridad y se dedica a sembrar el pánico entre los más pequeños. Si te portas mal, te secuestrará por la noche. Es más, ni siquiera va a esperar a que seas un niño travieso. En Cold Rock, un pueblo del norte de EE.UU., el mito campa a sus anchas. Son muchos los infantes incautos que han desaparecido sin dejar rastro. Cuando el hijo de la protagonista, Jessica Biel, también productora del filme, desaparece, la madre herida remueve cielo, tierra e infierno para encontrar al menor raptado. En busca de la respuesta al misterio, se topará con algo realmente inesperado, incluso para el espectador más avispado.

“El hombre de las sombras” juega con los lugares comunes del género fantástico para darles la vuelta sin miramientos. Un giro inesperado en la trama, aparentemente obvia, rompe el posible esquema mental preestablecido. La película es capaz de engañar hasta al público más despierto. Para nada previsible, emplea elementos harto mascados en el cine de terror, tanto narrativa como estéticamente, con el cometido de ofrecer a mitad de metraje una película distinta, con un mensaje alejado de la corrección política. Tras la visceral, enfermiza y brutal “Martyrs”, el realizador francés Pascal Laugier abandona el gore psicológico para adentrarse una vez más en la oscuridad del ser humano con un envoltorio aparentemente más amable, aunque la finalidad de su retoño de celuloide es la misma: un puñetazo en el estómago.

Pudo verse en Sitges, donde fue acogida con recelo dada su aparente naturaleza hasta que demostró lo contrario y clausuró la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, su espacio ideal. “El hombre de las sombras” es un buen ejemplo de las posibilidades aún no exploradas del horror cinematográfico dentro de los márgenes de la comercialidad. Habrá quién la acuse de tramposa, pero vistas propuestas recientes que participan en la misma liga, como “El cuerpo”, donde se ningunea al límite la capacidad de credulidad (y comprensión) del espectador, un estreno como el que nos ocupa gana enteros, se crece y confirma su intención de enriquecer el género. Fondo y forma buscando el equilibrio perfecto. ¡La sorpresa!

HORROR GALO

El nombre del cineasta galo Pascal Laugier sonó para afrontar el remake de la cult-movie “Hellraiser”, al otro lado del Atlántico. Con el proyecto aparcado, uno de tantos, decidió preparar otra historia macabra de su cosecha con una imagen menos sanguinolenta que su anterior trabajo, la poderosa “Martyrs”, uno de los títulos más refrescantes y escalofriantes del reciente cine fantaterrorífico. Nos reímos en ocasiones del país vecino, amanerados y estirados según pregonamos, pero en materia cinematográfica son más rompedores, menos academicistas y ortodoxos. Se ponen a hacer terror y hacen pasadas de rosca como “A l´ínterieur”, “Frontière(s)”, “Alta tensión” o lo ya mentado. Tomemos nota.

(del suplemento GPS de EL CORREO)

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>