diario no diariotextos y garabatosfrikodownloadscontacto con tactoborjacrespo.comcunia
cine comic y otras hierbas

¿Por qué?

Filed under: Burp! — el Martes, 30 de mayo

Estoy triste. Una de las cosas que más me molaba de Madrid cuando visitaba la capital con mis padres de pequeño eran los gigantescos cines de la Gran Vía, con esos enormes carteles pintados a mano luciendo en la fachada, rodeados de luces… Todo esto, por desgracia, se está perdiendo a pasos agigantados. Los ploteados han susitituido a la pincelada, pero la llegada de las nuevas tecnologías es un mal menor al lado de la muerte de numerosas salas, algunas míticas, reconvertidas en grandes almacenes. Algún político avispado ha tenido la genial idea de levantar una ley de protección histórica que impedía que este tipo de lugares, donde se proyectan los sueños sobre una gran pantalla blanca, se vendiesen al mejor postor. Y el mejor postor ya sabemos quién es, o quiénes son. El imperio Inditex mató Madrid Rock, una tienda emblemática para cualquier amante de la música que no escupe la radiofórmula, y ahora arrasa con los cines antiguos y teatros, ayudado por otras firmas que abogan por un mundo artificial. Van cayendo todos. No imagino una Gran Vía sin cines. No imagino un mundo sin cines. Soy consciente de que hay males mayores en el mundo, pero me tendré que ir acostumbrando…

granvia2.jpg

10 comentarios »

Comment by Enrique Lopez Lorenzana

Supongo que esto estará guardado bajo el epígrafe de Burp! a causa de la indigestión que producen tales noticias urbanísticas…

Por cierto acabo de ver lo del “XLSEMANAL” :
“Por que gustan tanto la sangre y las vísceras?”

Que bueno, si señor, HACHAZOS!!

mayo 30, 2006 @ 3:47 pm

Comment by k06.

nunca un plotter podra tener el encanto de un cartel gigante hecho a mano. aunque luego no se parezcan un kagao ni tomcruise ni el actor de turno.
lo que si que tiene delito es el poner tiendas en vez de cines.
el ASTORIA en bilbao ahora es un forumsport…creo que es el caso que mas me duele.
y los multicines quitando la sala que antes habia??
dejemoslo que me deprimo yo tambien
k06.

mayo 30, 2006 @ 4:45 pm

Comment by Mauro

Ya tenemos una Gran Vía sin baretos. Sólo franquicias. Y la única alternativa cercana, “La Calesera”, nos la cerraron hace unas semanas. Eso también me ha jodido lo suyo.

mayo 30, 2006 @ 8:08 pm

Comment by neochema

Nunca digas nunca jamas. Tampoco habrá una Residencia de Estudiantes como aquella en la que Buñuel, Lorca o Dalí decidian reunidos en pequeñas habitaciones si se irian a un burdel de Toledo o se quedarían a emborracharse en Madrid.
Y decir que un plotter tal y tal es como decir que el ordenador nunca dará el trazo de un pincel…ahora, que no se nos joda el ordenata, que no se caiga la linea, que ponemos el grito en el cielo.

mayo 30, 2006 @ 8:53 pm

Comment by Enrique Lopez Lorenzana

Yo, como aterrice algún por día esa zona no voy a reconocer nada, putas franquicias!!

Bueno, creo que tengo mis dudas acerca de que si el ordenador dará el trazo de un pincel…

mayo 31, 2006 @ 1:25 am

Comment by infraser

No sabía lo de “La Calesera”, como anda el patio!!! Dentro de poco por el centro habrá que quedar en el jodido Starbucks o en el Mc Donalds…

mayo 31, 2006 @ 2:07 am

Comment by Dr.Phibes

Como si nunca quedáramos en esos sitios (Al que incluiría el VIPS, verdad?)
No somos nada…
Decadas ago, en Bilbao también pintaban los carteles a mano.
Larga vida a La Calesera!

mayo 31, 2006 @ 2:34 am

Comment by infraser

Siempre quedará el Batela… Pero el apocalipsis llegará el día en que cierren el BOÑAR o el BENI!!! (algún día hablaré de estos templos de la tapa grasienta en la aún no inaugurada sección Gagstronomia)

mayo 31, 2006 @ 12:09 pm

Comment by Manuel B.

En Valencia estaba el Serrano, mítico cine de enorme pantallón que cerró hace un par de años después de perder la batalla frente al multicine que le pusieron en la misma calle. Antes, donde allí hay ahora una tienda de moda, acercarse a su puerta a cada estreno para ver el cartelón perpetrado por el ilustrador del cine era prácticamente una actividad social más.

Me contaron un día que originalmente de ellos se encargaba el padre del que los pintaba cuando yo comencé a ir a ese cine, y que aquel sí que era bueno. El caso es que a cada nuevo cartel el tío se superaba en mediocridad, pero ahí estaba la gracia del asunto. ¿Gladiator? Pues pinto una espada y a tomar por culo. ¿El Señor de los Anillos? La misma espada que la de Gladiator pero con otros colorines.

Pero ahí estaba la gracia, claro.

mayo 31, 2006 @ 2:58 pm

Comment by Virginia

Recuerdo ir al Imperial a ver los estrenos de Disney siendo una cria, ahora cuando llevo a mi hija a algún cine de la Gran Vía no se lo cree, no ha visto nunca aquellos cines enormes. Se pierde, lo perdemos, creo que es irremediable y entono el mea culpa que me da una pereza y prefiero verlo en el portatil, sólo sigo yendo al cine-club.

junio 5, 2006 @ 2:21 pm

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>